De atender un local al sueño de confeccionar prendas para el hogar

WhatsApp Image 2021-06-26 at 16.47.25

Emilia Milagros del Mar Falcón nació en la capital de Corrientes, pero vivió gran parte de sus 26 años de vida en Paso de la Patria. Cuando concluyó sus estudios secundarios, se instaló en esta ciudad para estudiar Psicología en una Universidad privada. En paralelo, comenzó a trabajar en un local de ropas en el shopping. 

“Cuando hacía las dos cosas, vivía de acá para allá porque me demandaban mucho tiempo, tanto que descuidé un poco mis estudios”, dijo a modo de introducción durante la charla mantenida con Quintaesencia. “Antes de que arranque la pandemia por el Covid, empecé a plantearme dejar de estudiar porque me sentía un poco estresada y me estaba afectando a la salud”, agregó. 

Pero cuando por las medidas estrictas de aislamiento la obligaron, como a todos, a quedarse en su casa, decidió a explorar qué otras cosas que la hicieran sentir plena podía realizar. “Y entonces empecé a mirar videos en Youtube sobre costura a máquina y demás. Simplemente me atrajo la idea y empecé a buscar información, entre otras personas recurrí a la esposa de mi papá y la mamá de una amiga”, contextualizó. 

Cuando Emi sintió que tenía un poco de conocimiento teórico sobre como coser a máquina, confecciones y demás, sintió que era el momento de poner manos a la obra. “La mamá de otra amiga tenía una máquina que no usaba y me la prestó. Así empecé a poner en práctica lo que más o menos fui viendo. Todo fue ensayo y error, autodidacta digamos”, dijo con una gran sonrisa. 

Y como siempre le gustaron las prendas relacionadas con el diseño de interior, empezó otra etapa de investigación. Y comenzó a hacer almohadones, individuales, bolsas de tela, caminos, entre otros productos. 

“Los primeros que fui haciendo, se lo vendí a amigos o familiares de amigos, quienes a su vez me recomendaban a otros conocidos”, recordó. 

Pero cuando se flexibilizaron las restricciones del aislamiento para circular y trabajar, Emi sintió que era el momento de dejar el trabajo en shopping y apostar a su emprendimiento. “Y en noviembre del 2020 nació Emilina como emprendimiento”, relató. 

Así comenzó su camino en el que se sigue sintiendo desafiada, por un lado, pero también con la satisfacción son bien recibidos y mejor recomendados. 

Desde hace un par de semanas, algunos de sus productos están disponibles en el salón de una estética. “La propuesta llegó en el momento justo porque el stock que tenía ya no cabía en mi departamento, así que ahora estoy más que feliz porque cuento con un espacio adecuado para mostrarlo”, aseguró. 

Si bien Emi este año concluye su carrera universitaria, siente que el emprendimiento seguirá siendo el eje central de su vida, “no sólo porque me permite generar ingresos, sino también porque me conectan mucho conmigo misma, me da mucho gusto poder hacerlo”, puntualizó. 

Mientras tanto, sigue sumando pedidos, atendiendo clientes y soñando con tener un mayor espacio con una amplia variedad de productos para diseños de interiores, “rubro que simplemente me apasiona”, concluyó.

WhatsApp Image 2021-06-26 at 16.47.26

Confección y color de la mano de Emilia.

María del Carmen Ruiz Díaz

Periodista, comunicadora social.
Nacida en Saladas, provincia de Corrientes, Argentina.
Editora en Noticias Quintaesencia y Diario La República Digital.
Coordinadora de radio digital La R.
Co-fundadora de 1816 Consultora de Comunicación.

Te puede interesar