La vida es un boomerang

COLUMNISTAS 28 de agosto de 2021 Por Redacción Quintaesencia
boomerang

Penoucos

La vida nos muestra de una manera tan evidente de todo lo que  necesitamos aprender para evolucionar.

En otra nota, ya te hablé de las 7 Leyes Universales. Y la segunda Ley, de Correspondencia, (como es arriba, es abajo, como es dentro, es fuera), vamos a hacer correspondientes  con personas, circunstancias, situaciones y experiencias. 

Nuestro mundo interno se refleja en nuestro mundo externo. Solo basta observar cómo está nuestra vida. ¿Cómo está nuestra salud? ¿Cómo están nuestras relaciones? ¿Cómo nos relacionamos con el dinero?  ¿Cómo es nuestro entorno? ¿Cuál es la información que consumimos? ¿Estamos alegres o nos quejamos de todo lo que nos pasa? ¡Uh! Agarra un poquito de cosita en la panza siendo conscientes de ver todo eso, ¿no? 

“Cuando nuestros pensamientos erróneos sobre nosotros mismos y hacia los demás son cambiados, nuestra experiencia en el mundo, cambia también”.

Porque el día que nos demos cuenta que somos los creadores de nuestra propia vida, haremos un gran trabajo para crear la vida que tanto deseamos y merecemos. Sabiendo que nuestro presente lo hemos creamos en nuestro pasado. Y nuestro futuro dependerá de lo que creamos en nuestro presente. Todo lo que hemos atraído a nuestra vida ha sido por nuestro estado vibracional.

La vida es un boomerang,  los pensamientos, sentimientos y acciones que sembremos, sean negativas o positivas, nos regresan. Porque estos, como nuestras células, emiten una vibración, una señal, que sintonizan con aquellas variables de la vida, que emiten la misma señal y las atraen  hacia sí. Porque vibraciones similares, vibran juntas. Cuando nos demos cuenta, de que nada fuera de nosotros puede traer felicidad, es ahí donde pondremos en marcha nuestro trabajo interior para lograr la vida que tanto deseamos.

Se habla mucho de los pensamientos positivos y hay muchas personas que se oponen a esta ¿filosofía de vida? Quizás desconocen mucha información sobre que somos energía emitiendo una frecuencia de vibración y de acuerdo a eso atraeremos personas, situaciones y experiencias. 

Todo el Universo es energía y es magnética. Y nosotros somos parte del Universo. “Cuando unimos la señal que emiten nuestros pensamientos  y la señal que emite nuestra emociones, se produce una tercera señal, más intensa, que atrae  para sí como un imán aquello que vibra de igual manera”. Lain  García Calvo.

Es importante tener este conocimiento, ya que atraeremos todo lo que sale de nosotros. Porque todo lo que sale de nosotros, regresa a nosotros. Si tengo pensamientos negativos, emociones negativas y actúo de una manera negativa, atraeremos más de lo mismo. 

Por eso digo que es un gran trabajo, estar atentos a nuestros pensamientos, emociones y acciones, porque por supuesto, estos te llevaran a un resultado. Y esto, solo dependerá de nosotros.

Todo lo que sea de baja vibración como la ira, el enojo, el juzgar, discusiones atraeremos más de eso. En cambio la gratitud, alegría, el amor, la paz, el entusiasmo, la esperanza, la compasión, son frecuencias de vibración muy altas. Y si vibramos alto, vamos a ser correspondientes de la misma manera.

La gratitud, por ejemplo, es la  llave que abre puertas a la alegría. Y esta, es la frecuencia del amor y este,  es lo opuesto al temor.

Cuando estamos  en carencia, ya sea en la salud, relaciones y dinero,  nos estamos alejando de lo que verdaderamente somos. ¿Y qué somos? Amor.

Podrías decir: ¡Uh María! ¿No es muy esotérico lo que estás diciendo? En realidad, depende de tus creencias. Yo, por ejemplo, durante muchos años de mi vida, pensaba que estaba destinada, que  todo lo que sucedía era por casualidad. Hoy se, que nada es casualidad. Que todo lo que me ha sucedido, es porque yo lo he creado en mi mente, con mis emociones y mis acciones. 

Hay un mundo Metafísico, que lo creas o no, está. Aunque no lo veas. La ciencia, por ejemplo, necesita “ver” para creer, y eso está muy bien. Pero, en Metafísica (más allá de lo físico), porque,  no somos solamente un cuerpo, tenemos  mente y Alma. Fijate que los pensamientos están, pero no se ven, las emociones están, pero no se ven. La intuición también está, pero no se ve. 

En el mundo espiritual, primero creemos, para luego ver. Que te quiero decir con esto. Que si utilizamos  nuestros pensamientos, emociones y acciones en forma positiva, creando una alta frecuencia de vibración, el resultado se manifestará en nuestra vida.

Ahora, la gran pregunta ¿Y cómo podemos lograr a tener una frecuencia de vibración alta?

Te cuento, que cuando inicié este camino, después de muchas lecturas, seminarios, talleres sobre el autoconocimiento, espiritualidad, me dije, ok María, ahora a poner en práctica toda esta información. Porque es sabido, que si no aplicamos  el conocimiento, obvio no sirve de nada.

Quizás te sirvan  mis primeros pasos. Empecé a agradecer, a enfocarme en todo lo que tenía. Dejé de mirar noticieros,  solo comunican las malas noticias. Y si quería encontrar paz en mi vida, era lo opuesto.

Poco a poco, fui registrando las charlas que tenía con mi entorno. ¿De qué se hablaba? ¿De queja todo el tiempo? ¿Se criticaba a otras personas? ¿Se hablaba de carencia? ¿De todo lo mal que estaba todo? Al  ir registrando eso, consciente de que ya no quería más de  eso en mi vida. Sabiendo que la queja, la carencia, la crítica, las discusiones,  te alejan de la paz. Pero también atenta a no juzgar a esa personas, porque yo, durante muchos años estaba en la misma. Comprendiendo y  respetando su camino, que ya no era el mío.

Otro de los hábitos que incorporé, fue el de meditar. Al principio me costó, pero luego fue  una necesidad hacerlo. Siempre lo hice y lo hago antes de dormir, solamente. Entiendo y me encanta que muchas personas meditan a la mañana y durante el día. Pero yo necesito “Activar” y entonces lo que hago todas las mañanas, luego de desayunar, pongo música que me inspire y bailo durante 45 minutos. Al incorporar mi cuerpo, voy sintiendo mucha alegría y me dura durante todo el día. Como te dije antes, la alegría es la frecuencia del amor. Asique trae alegría a tu vida, porque como te explique, atraerás más aún.

Como dicen muchos mentores y hoy te lo digo a vos. No me creas, comprobarlo y ya me contarás.

Espero haber sido de ayuda con esta información. Enciende tu corazón, “Cambia tu mundo interno y se reflejará en tu mundo externo”

Sembremos cosas buenas en nuestra vida, porque además, en muchas ocasiones, regresa multiplicado. ¡Te abrazo! María.

Podés encontrar las entrevistas de María Gabriela en su canal de YouTube como Reiniciate, también podés seguirla en su cuenta de Instagram @reiniciateok, donde comparte reflexiones, libros, algún que otro bailecito.

Esta columnista se identifica como amante de la vida. Actriz. Directora de Artes escénicas. Master Programación Neuro Lingüística.

Redacción Quintaesencia

Somos una revista digital que publica notas de calidad con calidez.
Para saber más de nosotras, buscá la sección NUESTRO PROPOSITO.

Te puede interesar