“Las flores nos dan mensajes y nos permiten sanar”

GENERAL 18 de septiembre de 2021 Por Josefina Echezárraga
flores

Cristina Alvarenga es terapista de Flores de Misiones, un camino que hace más de una década la conectó con otras terapias como el reiki, los eneagramas, rebirthing (terapia del renacer). Es profesora de yoga y una amante de la naturaleza. Desde su casa en Puerto Rico (Misiones), charló con Quintaesencia por videollamada, para contarnos de que se trata el apasionante mundo de la terapia floral. 

Ella sonríe y se asombra de la invitación para ser entrevistada: “Tengo una columna en el magazine de radio de mi cuñada, en ese espacio hablo de las flores, jugamos un poco, así suelo contar lo que hago para que la gente sepa y me doy cuenta que cuando uno está en un medio, nunca sabe a dónde va a llegar lo que dice”, dice a modo de introducción para luego detallar que, si bien es terapista de flores misioneras desde hace más de 10 años, en los últimos meses decidió darle mayor visibilidad al laboratorio que tiene en su casa y que es abastecido por quienes realizan los extractos. “Sentí que era momento de hablar más y acá estoy”, dice mientras su mirada no deja de reflejar sorpresa por la conexión, que se dio primero a través de su cuenta de Instagram. 

¿Cómo llegaste a las Flores de Misiones? 

Creo que ellas llegaron a mí. Estaba atravesando un momento duro en mi vida personal, una chica me recomendó la terapia de flores misioneras y fui. Siempre había sido una amante de las flores, de la naturaleza en general y ahí estaba, frente a una terapia en donde las flores me hablaban, me daban respuestas. Realmente el cambio en mí fue muy fuerte y muy rápido. Luego hice la formación porque siempre me pasa igual cuando algo me apasiona, me gusta estudiar saber, formarme conocer. Pasaron varios años donde, si bien tenía consultas, seguía formándome en otras terapias, por eso no me dedicaba de lleno. Fue después de cumplir los 50 que algo adentro me dijo que era tiempo de compartir estos saberes y, como sucede siempre que algo está listo, las cosas comenzaron a darse. 

¿De qué se trata esta terapia? 

El mundo de las Flores Misioneras es enorme, mucho más grande del que me podría imaginar. Por eso es que tenemos distintas herramientas que ponemos a disposición en la consulta de quien llega en busca de sanar una dolencia de su espíritu o de su cuerpo, o quien simplemente llega para conocer la terapia que permite a su vez conocernos más. Porque una de las cosas que hacemos es descubrir la flor con la que nacés, es una flor que te acompaña para toda la vida. 

Cristina quiere que comprendamos su trabajo y se apura en buscar las más de 100 cartas de flores que tienen mensajes. Allí, la sabiduría milenaria de la naturaleza, se ponen al servicio. “Cuando saco las cartas sus mensajes son directos, no le podemos escapar. Vienen para sanar desde el amor, son mensajes que nos acarician que nos permiten entender nuestro presente y atender nuestras heridas. Como te decía antes, nos asisten, se convierten en una herramienta para ayudarnos a estar mejor”. 

“Una flor que nos brinda su sabiduría para trabajar una emoción, que puede ser ansiedad, miedo, ataques de pánico, tristezas profundas, cada una tiene una vibración, un poder que es su esencia natural. Por ejemplo, el jacaranda es para la risa, la alegría; la azalea para la acción; el lapacho amarillo es la flor de la colaboración; la pata de buey blanca es la flor de la perfección; la tibouchina para ayudarnos a sobrellevar el pánico escénico por ejemplo, al momento de rendir un examen o dar una charla; las fresias para la sanación con la madre, así por cientos”, resume. 

                                         PSX_20210917_185717

¿Cómo llegamos a nuestras flores? 

Tenemos herramientas, las cartas, los números, los aromas, todos los sentidos colaboran, así lo que conseguimos es una fórmula que tiene la esencia (el alma) de varias flores, como le solemos decir, es esa luz que nos permite conectar con su energía. Por eso, decimos que las flores nos hablan para ayudarnos a sanar y cuanto más las conocemos, vemos que siempre nos están acompañando, dándonos un mensaje. 

¿Qué pasó en el último tiempo que sentiste la necesidad de comenzar a hablar sobre las flores? 

Creo que estaba atravesando un proceso en el que busque respuestas y distintas herramientas. El tiempo de pandemia siento que me sirvió mucho para ir adentro y salir siendo otra. De alguna manera, a mucha gente le pasó eso y me di cuenta que tenía las herramientas para entender mis procesos, pero de algún modo, muchas personas no las tienen y sentí que era el tiempo de ponerlo al servicio. La pandemia nos encerró, ahora es tiempo de volver a salir y a muchas personas, les está costando mucho. Llegan a mi consulta buscando herramientas y las flores están ahí, al servicio con toda su sabiduría. 

¿Qué son las flores para vos? 

Las flores son mi mundo, hago esto con mucha pasión con mucho amor. Hoy mi casa está explotada de flores, orquídeas, tibouchina, tengo de todo y yo camino entre ellas y les hablo. Es un juego amoroso, aprendí de alguna manera a estar en contacto con ellas, a escucharlas. 

Además de terapista florar, sos renacedora rebirthing, ¿de qué se trata? 

El tema da para mucho. El 25 de septiembre en la ciudad de Candelaria (Misiones), doy un taller sobre esto. Es una terapia que se basa en la respiración consciente. Realmente es muy interesante y nos brinda una herramienta muy poderosa de autoconocimiento. Nos ayuda a conectar con el amor que somos, con nuestra propia luz y renacer volviendo al útero materno. 

En relación a la terapia de Flores Misioneras, Cristina resalta que cada terapeuta busca los métodos más amorosos para que cada consultante pueda llegar a entender de qué se trata ese mundo. Destaca que quienes llegan, están listos para escuchar el mensaje de las flores, a veces pasa que las personas tardan unos días en realizar su proceso. Antes de terminar aclara que, como cualquier otra terapia, esta no reemplaza otros métodos de sanación tradicionales. “Lo que hacemos es generar caminos para que la persona no tape un síntoma o un dolor, sino que lo pueda ver, pueda realmente llegar a la causa que lo genera, lo pueda trabajar y sanar desde adentro”, finaliza.  

Para más información sobre el trabajo de Cristina, se puede ingresar a su cuenta en Facebook: espacio.armonia.puertorico o en Instagram, espacioarmonia   

                                                            PSX_20210917_200511

Josefina Echezárraga

Periodista. Nacida en Puerto Rico Misiones, editora en Noticias Quintaesencia. Asesora de Imagen, creadora de la marca Josefina Loto Azul, imagen consciente. Cofundadora de 1816 consultora en comunicación.

Te puede interesar

¿Querés recibir nuestras noticias?

Te puede interesar