Una exposición sobre la voluntad de un hombre para torcer su destino

Nuestro mate recorte
Don Amelio, Amelia y el mate compartido.

Con fotografías, objetos personales y documentos, a partir del sábado 9 de octubre se llevará a cabo en avenida Torres de Vera y Aragón 1336, la exposición denominada “Presman, ensayo sobre la voluntad". La actividad pretende mostrar al reconocido médico psiquiatra Amelio Presman desde un lugar intimista, pero a la vez público, ya que las piezas que se expondrán estarán dispuestas en lo que fuera su consultorio, la oficina de la secretaria y el hall de la casa. 

En diálogo con Quintaesencia, Amelia Presman -hija y promotora de esta exposición-, contó el sentido de la misma. "Considero que hay momentos en la vida en que un instante te define y esto, creo que fue lo que particularmente pasó con mi papá. A los 16 años, recibió una dosis de vacuna antirrábica que estaba vencida y que le fuera administrada por su papá, junto con otras personas que vivían en la casa. A todos les generó diversas reacciones, pero en su caso, sufrió una desmielinización. Además, padeció una parálisis muy grave", contextualizó. 

A don Amelio, los médicos le dijeron que no iba a volver a caminar a raíz de la parálisis de los miembros inferiores, pero sólo fueron seis largos meses en los que no pudo hacerlo. Por esta situación, estuvo internado solo en ALPI (Asociación Lucha contra la Parálisis Infantil). "Durante todo ese tiempo, él se esmeró por revertir el diagnóstico, cuánto más le decían que no iba a poder caminar, él más se aferraba a la idea de que podía lograrlo, por ello la exposición se llama 'Ensayo sobre la voluntad', porque creo que en su historia en particular adquiere una dimensión especial, diferente", comentó Amelia.

"Y, más allá de que perdió un año en la escuela, logró rendir las materias y recibirse junto con sus compañeros, además de ser parte del acto de colación y pudo hacerlo con botas y bastón, pero allí estuvo", contextualizó la fotógrafa y comunicadora. 

Si bien a don Amelio le quedaron secuelas físicas que a su vez le significaban una limitación, para su hija "él pudo sortearlas, más allá de que lo marcó de por vida -porque era un adolescente-, creo que también marcó su personalidad y lo llevó a decantar en la profesión que eligió estudiar y la carrera que desarrolló".

Retrato de papa def

Don Amelio en su ámbito y con su compañero, el mate.

En este marco, Amelia comenzó a incursionar con mayor enfoque en la fotografía en el año 2017 y uno de los primeros proyectos a los que se abocó fue -justamente- el de retratar a su padre, "más allá de que él no estaba muy de acuerdo", dijo con una sonrisa. Su propuesta de trabajo fue mutando con el tiempo y la última fotografía llegó a tomarla el año pasado y al tiempo, se produjo su fallecimiento. 

Finalmente, comentó que una cosa fue ver las fotografías en un formato lineal y digital, “pero otra muy diferente es verlo en el espacio donde él trabajó gran parte de su vida y para esto, fue fundamental contar con el acompañamiento de mis compañeros de Relatos de Garage y de Ronald Isler, quien ofició de curador de la exposición”, concluyó Amelia.

En suma, sin dudas se trata de una oportunidad de conocer un poco más a un ser humano que tuvo la fuerza de voluntad necesaria para torcer un rumbo y constituirse en “amo de su destino y capitán de su alma”.


La muestra estará abierta desde el sábado 9 de octubre y los restantes sábados del mes de 18 a 20 en avenida Torres de Vera y Aragón 1336.

María del Carmen Ruiz Díaz

Periodista, comunicadora social.
Nacida en Saladas, provincia de Corrientes, Argentina.
Editora en Noticias Quintaesencia y Diario La República Digital.
Coordinadora de radio digital La R.
Co-fundadora de 1816 Consultora de Comunicación.

Te puede interesar

¿Querés recibir nuestras noticias?

Te puede interesar