Bailar Tango para alegrar el alma y aportar salud al cuerpo

GENERAL 23 de octubre de 2021 Por María del Carmen Ruiz Díaz
tango
Coreografías al son del 2x4 para promover la salud.

Animarse a dibujar una coreografía cualquiera con una música que movilice, siempre genera emociones particulares que conectan el cuerpo, el alma y el sentir. Tanto es así en el mundo ya desarrollan varias propuestas vinculadas para tratar determinadas patologías. Una de ellas la Tangoterapia que comenzó a ser estudiada hace un par de años atrás en la Fundación Favaloro. Allí, se enfocaban en su incidencia en afecciones coronarias. 

Pero hace un par de años atrás, en el 2015, Selva Bobadilla fue parte de un proyecto para investigar si la danza del 2x4 también influía de alguna manera en los pacientes con Parkinson. El trabajo de investigación lo desarrolló cuando concluía sus estudios en la Licenciatura en Kinesiología y Fisiatría de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE).

En la actualidad, Selva sigue trabajando en esta línea investigativa y práctica a fin de lograr una mejor calidad de vida para el paciente. En una entrevista concedida a Quintaesencia, la profesional señaló que la investigación y la experiencia desarrollada en todos estos años, le permitió ratificar que a través de Tangoterapia mejoraron la calidad de vida. “Algunas de ellas como el sueño, la vigilia, la fuerza, la coordinación, la noción del tiempo y el espacio, el desarrollo de una marcha óptima y la socialización, pero, que no cura la enfermedad ni suple a remedios ni tratamientos convencionales”, puntualizó.

“Cuando iniciamos la investigación, allá por 2015, pudimos trabajar con alumnos de talleres de tango, además del Hospital Geriátrico de Corrientes y otros centros recreativos de la ciudad y en todos los casos, notamos una notable mejora de los pacientes que padecían esta patología que es discapacitante y degenerativa”, señaló. 

En esa línea, comentó que pudieron comprobar que el primer gran cambio que se evidencia tiene que ver con el estado de ánimo, “ya que los ayuda a establecer vínculos con otro para poder bailar, entonces a partir de allí, podríamos de que todos son beneficios para quienes practican esta terapia”.

Cabe mencionar que una de las principales consecuencias del Mal de Parkinson, tiene que ver con movimientos enlentecidos. “Pero a través del baile, se apela a la memoria emocional y sensitiva porque la música siempre nos vincula con determinadas situaciones y momentos de la vida”, sentenció la kinesióloga. 

Agregó que estudios recientes señalan que esta patología podría originarse en los intestinos y que el nervio vago podría ser el canal mediante el cual llega al cerebro. “Más allá de estas investigaciones, lo que sí estamos en condiciones de decir es que esta enfermedad provoca depresión y autoaislamiento, razón por la cual la música y la danza en sí, ya son excelentes excusas para promover la socialización”, dijo Selva.

Evento Iberoamericano

Los resultados del trabajo de investigación realizado por Selva Bobadilla y la experiencia en este campo, serán presentados el jueves 28 de octubre en una Conferencia Iberoamericana Virtual de Parkinson. La puesta en común la realizará a través de la Fundación Vamos Juntos Parkinson, junto a su presidente Daniel Merino, quien además es presidente de la Red Argentina de Parkinson.

En este evento, el titular de esta nueva entidad hablará de los objetivos que persiguen. 

En tanto que la profesional expondrá sobre el trabajo titulado “El Tango como recurso terapéutico en el tratamiento de pacientes con Parkinson”, estudio que derivó en la producción de un libro en el año 2017, junto Mario Alvino Casco, exdocente de la UNNE y portador de la enfermedad, cuyo título es: “Impacto Emocional en el Parkinson”.

Esta obra hoy es utilizada por otros profesionales de la salud, en Centros de Rehabilitación del país, como el de Laureano Maradona de la ciudad de Santa Fe, como guía para tratar movimientos que al enfermo de Parkinson le cuesta realizar en la vida diaria. 

María del Carmen Ruiz Díaz

Periodista, comunicadora social.
Nacida en Saladas, provincia de Corrientes, Argentina.
Editora en Noticias Quintaesencia y Diario La República Digital.
Coordinadora de radio digital La R.
Co-fundadora de 1816 Consultora de Comunicación.

Te puede interesar