Una mujer como el vidrio

Sin título

Alejandra Gubinelli es una mujer verborrágica y llena de energía, de esas personas que cuando se enfocan en una acción, lo hace al 100%. En una entrevista por Zoom con Quintaesencia, la dama que nació en la provincia de Chaco y después de varias vueltas de la vida, decidió sentar base en Corrientes para seguir conectada con su lugar de origen, pero también con el mundo.

Ella inició su camino como artista del vidrio hace muy pocos años, allá por el 2.009. "Cuando descubrí esta materia prima, entendí que podía ser un oficio redituable que me iba a permitir vivir y trabajar en forma independiente. Un día surgió la idea y a la semana ya estaba tomando clases y me había comprado un horno para ir moldeando", dijo a modo de introducción en el inicio de la charla.

Contó que, en otros tiempos, ella vivía casi como una tragedia cuando algún producto o pieza hecho con vidrio se rompía, "hasta que me dí cuenta que podía ser muy dúctil y maleable".

En esta última década, además fue incursionando en distintas líneas de trabajo a fin de ir deversificando su oferta de productos y no sólo circunscribirse a lo artístico, sino también poder elaborar piezas con las técnicas de vitrofusión, termomodelado, vitreaux y tiffany, por ejemplo.

"Fui entendiendo los procesos y la forma de trabajar el vidrio, teniendo en cuenta sus cualidades para -por ejemplo- disponerlo en el interior o el exterior de una casa, porque puede ser parte de la decoración, por la elegancia y luminosidad que aporta a los ambientes, además de los efectos ópticos que genera", comentó.

Hasta hace casi tres años, ella estuvo al frente de su pequeña empresa que se especializaba en hacer intervenciones en puertas, ventanas, mesadas y bachas de baños, entre otros. "Hasta que cuando cumplí 49 me regalaron mi carta astral y la persona que me la confeccionó me dijo: 'Ya está, la etapa de la fábrica y de estar al frente de eso, ya se terminó. Ahora tenés que desarrollar tu lado artístico con el vidrio'. Ese comentario me hizo un clic y a las pocas horas, ya estaba cerrando la fábrica que hoy sigue funcionando, pero para algunas piezas muy puntuales, y comenzó otra historia", rememoró.

Mirando en retrospectiva, Alejandra dijo que ese cambio también le permitió centrarse más en el reciclado del vidrio, "en especial en este año y medio de pandemia en el que tuvimos que estar encerrados. Esa fue la base para poder llevar adelante la colección Yaguareté -durante el año 2020-, además de exponer dos de esas piezas en una galería de Los Angeles (EE.UU.) y en la Bienal de Arte de Bulgaria, entre tantas otras muestras".

 WhatsApp Image 2021-11-03 at 3.35.31 PM (2)Piezas de la colección Yaguareté.

La paradoja del vidrio

Ante la pregunta de qué características del vidrio la representan, la artista respondió que al igual que ese material, se considera una persona transparente, "porque todo se me nota cuando estoy enojada, cuando estoy feliz; pero también me quiebro y me duele, no obstante - y como el vidrio reciclado-, me vuelvo a armar, a reconstruir".

Una muestra de ello es que este año fue la responsable de crear el premio al "Lujo Sostenible en América Latina”, una distinción de carácter exclusivamente sociocultural –organizado por el Centro de Estudios para el Lujo Sustentable-, que tiene por propósito reconocer la combinación de estética, belleza y calidad en la artesanía en el universo del lujo en Latinoamérica.

El premio fue desarrollado exclusivamente para esta iniciativa y la obra fue bautizado por ella como “Tributo a los pueblos originarios” y representa un homenaje a todas las culturas originarias de Argentina y de América Latina. “Con esta pieza quise honrar mi infancia en la provincia de Chaco, así como la diversidad que caracteriza a esta región. Tiene la intención de mirar a las comunidades, abrazándolas desde la adultez, apreciando sus saberes, sus trabajos y su cosmovisión”, comentó Alejandra.

WhatsApp Image 2021-11-03 at 3.19.00 PMPremio creado por Alejandra inspirado en el pueblo qom.

La cuestión del éxito

Durante la extensa charla con Alejandra, la cultura estuvo presente todo el tiempo, pero no sólo por su labor artística sino también desde la perspectiva que posee como expresión del ser humano y de un pueblo. En ese sentido, reflexionó que "la expresión artística no tiene grieta porque todos somos consumidores de cultura". Sobre este punto, recordó a una de las dictantes de las clases sobre Lujo Sustentable -dirigidas por el director del Centro de Estudios, Miguel Angel Gardetti-, llamada María Eugenia Girón, quien lo define como "aquello bien hecho por personas felices de hacerlo". "Entonces, para mí es fundamental el entender y abordar el éxito, por ejemplo, como una forma de crear valor, sobre todo aquellos relacionados con la sostenibilidad y ese es, mi propósito principal como artista", concluyó.

Para conocer más sobre el trabajo de Alejandra, pueden ingresar a sus respectivas cuentas en Facebook: Alejandra Gubinelli, Arte en Vidrio; e Instagram: alejandragubinelliarteenvidrio.

María del Carmen Ruiz Díaz

Periodista, comunicadora social.
Nacida en Saladas, provincia de Corrientes, Argentina.
Editora en Noticias Quintaesencia y Diario La República Digital.
Coordinadora de radio digital La R.
Co-fundadora de 1816 Consultora de Comunicación.

Te puede interesar