Tomá la Iniciativa, no temas al rechazo

COLUMNISTAS 13 de noviembre de 2021 Por Redacción Quintaesencia
germán Hombre-rechazado

Germán

Hola. Mi nombre es German Giarrocco, y vengo a hablarte de un tema que posiblemente sea tu interés. Tomar la iniciativa para acercarte a esa persona que te interesa.

Sabes, una vez alguien que aprecio me dijo que le costaba horrores acercarse a quien le despertaba un profundo interés porque le tenía mucho miedo al rechazo. Me dijo: “Esa situación que a veces veo en otros que se acercan a alguien a hablarle y solo son ignorados con un giro abrupto de la mirada hacia otro lado es tremenda, si me pasase a mi me destruiría”.

La verdad que solo me limité a escuchar, luego esas palabras me volvían a la cabeza, y no pude evitar preguntarme: ¿Cómo qué te destruye? Una enfermedad puede destruir el cuerpo, el odio puede destruir un alma, pero ¿cómo la indiferencia de otra persona puede destruirte? ¿No es un tanto exagerado?

Está claro que un acto ajeno puede afectarnos ya se física o moralmente. Si alguien nos pega con un palo sería un ejemplo típico del primer caso y si alguien nos insulta desprestigiándonos sería el segundo. También está claro que no existe una afección solamente física o solamente moral pues en definitiva toda afección física influye en el plano moral y viceversa.

Pero ¿cómo una omisión de un tercero, como ocurre en el caso de la indiferencia o el rechazo, te afecta? ¿No será acaso que te afecta, porque vos dejas que te afecte?

Me inclino a pensar que por ahí viene la mano. Entonces la primera clave para acercarte a esa persona que te interesa está en no tenerle miedo al rechazo.

Para no tener miedo, hay que recurrir a la razón, que como siempre digo es realmente tu única amiga en este viaje. En definitiva, el miedo se anida en la ignorancia, y la ignorancia la padecemos todos porque nuestro saber es muy, pero muy, limitado en comparación al universo de cosas y de hechos que nos rodean permanentemente. Te diría que es imposible acabar con todo rastro de ignorancia, porque en definitiva siempre hay cosas que están más allá de nuestro saber, pero al menos, podemos construir un saber certero en pequeños asuntos diarios como el que hoy nos ocupa para facilitarnos la vida. 

Y Esta es la buena noticia que te puedo dar: para acabar con el temor al rechazo hay una solución al alcance de tus manos.

Siguiendo este hilo cortito pero firme, pensemos… ¿Qué es lo peor que ocurre si te rechazan? ¿Te enfermas? ¿Pierdes dinero? Lo cierto es que no pasa nada objetivamente. Todo lo que puede llegar a pasar en función de un rechazo simplemente ocurre porque vos dejas que ocurra. Vos dejas que ello afecte tu autoestima, pero no es motivo para que esto pase.

Solamente vos, podemos construir y cuidar de tu autoestima nadie lo puede hacer en tu lugar. El problema es que ante el rechazo, tendemos a pensar hacia atrás y buscar que se hizo mal.

Pero no te eches culpa, no hiciste nada mal, cada individuo es como es, simplemente único, y la persona que está del otro lado a quien vas a “encarar”, puede que le resultes un ser atractivo o no, eso ya deja de ser tu asunto. Una vez que iniciaste el diálogo está en el receptor el continuarlo o no. A veces nos aceptan, a veces nos rechazan así de sencillo, y la decisión de la otra persona se respeta y no se analiza. Es mentira que si la analizas vas a aprender del error para perfeccionarte e intentar nuevamente con la misma persona u otra, porque hasta el día de hoy, los avances tecnológicos no inventaron un dispositivo para que vos puedas saber que piensan los demás, y si lo inventan adelanto que tendría objeciones morales porque sería un claro irrespeto a la privacidad del individuo, pero volviendo a nuestro asunto, solo hay que respetar la decisión ajena y seguir nuestro camino.

Además, salvo que una persona conozca a otra, intente acercase, sea aceptada en el primer intento, y esos seres convivan en armonía por el resto de sus vidas, lo cual es muy poco probable, el rechazo estará ahí latente en cada intento que hagas, por lo cual el rechazo es prácticamente inevitable, solo es cuestión de aprender a asimilarlo de la mejor manera posible, y ello se logra no volteando la vista atrás nunca.

La segunda clave para acercarte a esa persona que te interesa, es tomar la iniciativa. Y en este punto tienes que ir de frente, actuando en forma clara y concreta.

No sientas que te limita nada. No existen las cuestiones de etiqueta en ese punto. No importa tampoco tu género, cualquiera insisto cualquiera puede ser quien tome la iniciativa, solo que al hacerlo hay que obrar con determinación y firmeza.

Es importante a la hora de tomar la iniciativa, hacerlo en la forma más sencilla posible, expresándose de modo que no dé lugar a dudas que vos te quieres acercar a esa persona. Tu intención se tiene que visibilizar en forma clara porque en definitiva, te conviene que así sea, es la forma de dar a conocer tu pretensión como en todo otro orden de la vida. No apeles a indirectas y todo ese jueguito absurdo porque no te va a beneficiar, porque en definitiva, toda persona es única, y por más que creas que hay indirectas que todo el mundo entiende, no siempre es así. Y una vez que la indirecta quedó ahí en el suelo sin ser receptada vienen solo interrogantes ¿Me entendió la indirecta y no le interesé o no entendió la indirecta? Que necesidad tenemos de caer en esto. Recuerda que más bellas son las cosas claras y sencillas, porque ellas aportas luz, aportan hechos, aportan un conocimiento en vez de una nueva pregunta sin respuesta. 

Y siempre al expresarse, congeniar dos elementos: Seguridad y Encanto. El primero se aprende luego de varios intentos fallidos (en esto si errar es aprehender) el segundo lo podes ensayar en tu casa previo a intentarlo. Estos dos elementos, sirven para generar un efecto positivo en el receptor, Si el receptor percibe nuestra seguridad y nos ve encantadores, facilitamos la llegada del mensaje que queremos dar.

Luego te conviene mantener la conducción del diálogo. Siempre escuchando y respetando a la otra persona, ese equilibrio te servirá para ir encaminando tu seducción hacia el punto al que quieres llegar. 

¡Así que ya es hora! Quítate de encima todo ese peso, todos los complejos, las inseguridades, olvídate del temor al rechazo de una vez y para siempre, y comienza a vivir los resultados. Y recuerda, que eres una persona hermosa a tu manera y nadie puede dañar tu autoestima si vos no se lo permitís.

Este nuevo concepto es el que abordo en mi libro titulado “La técnica de Amar… Seamos Pragmáticos”, en el encontrarás recetas sencillas sobre el tema. Se trata de una obra breve y de rápida lectura, que espero con mucha expectativa y humildad, pueda serte útil para mejorar tu vida en este pequeño aspecto. 

Recuerda que cuánto más vínculos entables, más fácil comprenderás que si bien la premisa “no encontraré a alguien igual” es cierta, no es motivo de lamentos ni razón de mirar hacia el pasado, pues lo apasionante de la diversidad en el género humano te permite una amplia variedad de experiencias provechosas. ¡Te mando un gran saludo y muchos éxitos con tu estrategia de seducción!


Si te interesa, podes adquirirlo en formato papel en la Editorial Autores de Argentina, o en formato E-book en los siguientes enlaces: 

Amazon: https://www.amazon.com/gp/product/B093XXQXZ1/ref=as_li_tl?ie=UTF8&creativeASIN=B093XXQXZ1&linkCode=as2

Apple: https://books.apple.com/us/book/id1565416873

Google: https://play.google.com/store/books/details?id=ev4rEAAAQBAJ&gl=us

Además, podes seguirme en Instagram, me encontrarás como @german91.

Redacción Quintaesencia

Somos una revista digital que publica notas de calidad con calidez.
Para saber más de nosotras, buscá la sección NUESTRO PROPOSITO.

Te puede interesar