Crió a sus hijos a la sombra del tabacal, hoy se dedica a la elaboración de puros

HISTORIAS QUE INSPIRAN 27 de noviembre de 2021 Por Josefina Echezárraga
puros
La cooperativa Alma de Tabaco, mantiene viva la tradición en la ciudad de Goya.

Carmen Lucia Ortíz, es comunicadora, gran parte de su vida la pasó en el campo en la zona de Goya, en el arduo trabajo del cultivo de tabaco. Hace doce años, decidió irse a vivir a la ciudad para por fin cumplir su sueño, hacer de la comunicación, su modo de vida. Esta semana, ella fue la entrevistada, ya que Quintaesencia la contactó por ser una de las integrantes de la cooperativa Alma de Tabaco, la cual se abre camino en la fabricación artesanal de puros. 

Luci, como la conocen todos, tiene facilidad de palabra para explicar cómo es que el tabaco se mete en el alma. “Sólo quienes vivimos en contacto con el tabaco gran parte de nuestra vida, sabemos de qué se trata, es algo que llevamos en el alma”, resume para contextualizar el nombre de la cooperativa que hoy está compuesta por 8 personas que se dedican a la elaboración artesanal de puros de alta calidad.  

Es que, al parecer, el tabaco es una planta que siempre está pidiendo tiempo, dedicación y sobre todo trabajo. “Trabajé muchos años en los campos de tabaco, crie a mis seis hijos a la sombra del tabacal, como muchas familias de Goya y alrededores, un día me harté, como quien dice, estaba cansada. El trabajo del campo es sacrificado y con el tabaco mucho más, así que me fui, con la clara intención de olvidarme de todo, y un poco así lo hice, cumplí mi sueño y me convertí en comunicadora”, nos cuenta Lucia. 

"Un día, por insistencia de sus amigas, decidió participar de capacitaciones que se realizaban en la Municipalidad para quienes estaban interesados en elaborar puros, la verdad es que jamás había pensado en eso, pero terminé yendo, con el tiempo descubrí que había algo en esa práctica que me atrapaba, me volví a enamorar del tabaco, pero ahora desde otro lugar, el armado de los puros se convirtió en otra de mis pasiones, y así de apoco fuimos quedando un puñado de personas que encontramos en este arte una forma de acercarnos al tabaco”, detalla. 

La mujer, habla y en su tono de voz parece dibujarse una sonrisa, o al menos eso se percibe de este lado del teléfono.  

Me volví a enamorar del tabaco.

¿Qué encontraste en este nuevo acercamiento al tabaco? 

Me encontré. Cuando pensé que me había ido para no volver nunca, resultó que me había alejado para tomar distancia. Ahora, al haber estado del otro lado, tengo mucho respeto por cada hoja que llega a mis manos, entiendo que tienen una humedad, una textura, identifico los aromas, hay un mundo, un conocimiento que sin saberlo me había dado el campo y hoy lo aplico en la elaboración de los puros y cigarritos.” 

También, encontré respuestas y por sobre todo encuentro tranquilidad, una paz que no me da otra cosa, hacer puros para mi es mi momento de calma, hay que ser sumamente minuciosos con su elaboración, hay que descartar todo lo que no sirve, que si lo que buscamos es un puro de calidad tenemos que descartar aproximadamente la mitad en el proceso de despalillado y eso, lleva tiempo y estar concentrados en el aquí y ahora.

¿Cómo está compuesta la cooperativa? 

Luego de algunos meses de trabajo, decidimos hacerlo de manera más organizada, estuvimos sin casa propia por algún tiempo, después llegaron los meses de aislamiento y eso hizo que todo se demorará. Ahora Alma de Tabaco está trabajando, nos juntamos dos veces por semana y a su vez cada uno trabaja en su casa. Hemos llegado a un producto que satisface la demanda del mercado y eso nos alegra, porque uno de nuestros principales objetivos, era generar un puro que sea de calidad, tuvimos que ir haciendo ajustes y ahora, aunque cada uno tiene su toque tenemos una técnica unificada.

¿Qué característica tiene el tabaco que utilizan? 

La principal característica es el tiempo de añejamiento, porque usamos hojas con dos años de curado, además usamos la variedad capa, que es la que nos permite llegar a un puro que es de calidad tanto en sabor como en forma, a eso se le suma la humedad y como te decía antes la limpieza.

¿Cuánto tiempo les demanda? 

El puro tiene una técnica que obliga a estar pendiente, primero hay que darle humedad, eso va a depender de muchos factores puede llevar 24 o 48 horas, luego hay que despalillar, ahí otra vez nos puede demandar un día o más, para luego llegar al armado, por eso siempre decimos que cada proceso es distinto, es especial y es único, ahí está la belleza de hacer algo artesanal, porque nos obliga a estar presentes en cada etapa, sentir, percibir, ahora que ya conocemos la técnica, nos ponemos más detallistas en cada paso.

Ahí está la belleza de hacer algo artesanal, porque nos obliga a estar presentes en cada etapa.

Luego, ¿los prueban? 

Hemos tenido quienes han ido haciendo el testeo, en mi caso no fumo, pero suelo hacer pruebas porque el puro, no es un cigarrillo, es más bien un ritual y debe durar un determinado tiempo, debe mantenerse encendido, y ahí también juegan un papel muy importante los aromas y sabores. Mientras los hombres prefieren aromas y sabores más fuertes, las mujeres prefieren puros más sutiles, por eso hay que ir probando porque allí es donde se genera las variaciones.”

El placer de fumar como ritual 

La elección, el corte, el encendido, el momento, el tiempo y el adiós, son pasos, pasos de un ritual que aún envuelve a los amantes de fumar este tipo de productos, que no se inhala, se aspira, se siente y al que se dedica un momento especial. Quizá quien los consume, ni siquiera sospecha cuanto trabajo hay detrás, desde el tabacal hasta las manos de quien lo realizan, para llegar finalmente a una fina caja que la mayoría de los casos es guarda cuidadosamente y hasta con recelo, es que el ritual tiene su momento, su tiempo y la envuelve una bruma similar a la que rodea a quienes lo realizan de manera artesanal. 

Quizá quien los consume, ni siquiera sospecha cuanto trabajo hay detrás.

Ahí ambos conectados, quienes lo han elaborado, las manos de quienes lo han cosechado y quien en lo consume, lo disfruta, lo degusta. 

Al consultar a Lucía por el ritual que envuelve el fumar un puro, responde, “no soy fumadora, pero sí cuando decidió probar uno para saber cómo salió me asomo un poco a ese ritual, que para algunos es un momento de calma en soledad, para otro un momento de compartir y así, hay quienes gustan acompañar el momento con una bebida fuerte, tiene pasos, hay quienes lo sacan de la caja previa elección guiada por los aromas, por las texturas, la forma, el color. Es ahí cuando toma relevancia ese trabajo minucioso que hacemos, para que cada puro sea perfecto, porque será la estrella en un momento único, acompañará a una persona en un viaje que muchas veces es de introspección.  En el campo suele ser la noche el momento ideal, cuando todo está en calma, pero eso siempre es particular de cada persona.” 

Luci habla y de su mano nos lleva un poco al mundo artesanal de la elaboración, donde hay una conexión ancestral que aún está vigente. 

La cooperativa 

Alma de Tabaco está integrada por: Ana, María del Carmen, Mónica, Julieta, Perico, Hernán, Milagros, Norma y Carmen Lucía. 

"Entre todos buscan poner en valor al tabaco criollo correntino y generar además un producto elaborado de alta calidad que en algún momento tenga salida al mercado comercial. “Hoy sentimos que estamos listos, que tenemos un buen producto, así es que vamos dando pasos chicos para mostrar, para darnos a conocer, esperamos algún día poder dedicarnos solamente a esto, porque hoy le dedicamos el tiempo que podemos, porque ya conté antes, el puro nos demanda mucho trabajo”, explica Lucía. 

Desde Goya Alma de Tabaco levanta las banderas del arte de la fabricación artesanal, y mantienen vigente la tradición de un fumar por placer, de un ritual que envuelve el proceso completo. 

Encuentro nacional 

Este fin de semana la ciudad de Goya vuelve a ser sede del Encuentro Nacional de Productores de Tabaco, las actividades tienen como eje central el recorrido por los campos de tabaco, como así también charlas, capacitaciones, talleres y competencias. 

Según pudo saber Quintaesencia, participaron de representantes de importantes marcas nacionales quienes buscan conocer más sobre el proceso del tabaco criollo correntino. 

 

Josefina Echezárraga

Periodista. Nacida en Puerto Rico Misiones, editora en Noticias Quintaesencia. Asesora de Imagen, creadora de la marca Josefina Loto Azul, imagen consciente. Cofundadora de 1816 consultora en comunicación.

Te puede interesar