Los Carayá, monumento natural y “una gran victoria para el ambiente”

GENERAL 27 de noviembre de 2021 Por Josefina Echezárraga
7AVUFIOD3ZCELBVREFIZPUM6KI

Esta semana, la Cámara de Senadores de la provincia de Corrientes convirtió en ley el proyecto que declara al mono Carayá, también conocido como mono aullador, negro o dorado, como monumento natural. La ley es la primera en proteger a un animal habitante de la zona de selva en la provincia, ya que los animales que ya son monumento natural, (yaguareté, el oso hormiguero grande, el ciervo de los pantanos, el venado de las pampas, el aguará guazú, yetapá de collar y el lobito de río) tienen íntima ligazón con la zona de esteros del Ibera. 

Hace algunos meses cuando en Quintaesencia dábamos a conocer la campaña, entrevistamos a Martin Kowalewski, investigador y director de la Estación Biológica Corrientes (CONICET), y esta semana, volvimos a charlar con él para conocer su mirada respecto a la aprobación. También lo consultamos acerca de cuales deberían ser los pasos que -según los ambientalistas y especialistas en la materia- deben darse en Corrientes y la región, para generar un cambio de fondo en cuanto a las políticas ambientales. 

“Estamos realmente muy contentos con esta ley el mono Carayá porque adquiere la máxima protección de un animal, planta u objeto cultural, esto quiere decir que es más complicado que se lo pueda hacerle daño, y quienes lo hagan deberán atenerse a la ley, por ejemplo en el caso más común que es la destrucción del habitad o hacerle daño directamente”, explica el especialista.

En el mismo sentido remarca, “que haya una ley no quiere decir que se cumpla, por ejemplo la Ley Nacional de Bosques existe y se ha deforestado igual. Esta ley es, entonces, una herramienta con la que la ciudadanía puede exigir que se cumpla la protección de ese animal, la voz de los animales que son monumento natural la tiene la gente. De ahí la importancia de que se conozca, que fue siempre parte de nuestra campaña, involucrar a la sociedad para que sepa de que se trababa, para que sirve, ahora con más de 27 mil firmas juntadas y una fuerte campaña en medios y redes sociales su aprobación logró un fuerte impacto”. 

En el mismo sentido resalta que así el Carayá se convierte un poco en abanderado de muchas otras especies que viven en el mismo habitad y que también están en peligro de extinción. “Con esta ley no solo estamos protegiendo a los monos carayá, sino a muchas otras especies de animales y plantas que están en la selva y que cuando se deforesta, también desaparecen”, sintetiza para poner en contexto que esta normativa es solo una parte, ya que detrás se está protegiendo a todo un ecosistema. 

“En ambiente siempre estamos llegando tarde, esta no es la excepción, los Carayá están en peligro de extinción, tanto por la acción humana, por la fiebre amarilla, de todos modos estos pasos pequeños para nosotros, son grandes pasos, porque estamos logrando poner en la agenda del Estado temas que son relevantes para la conservación de la fauna y flora de la región. Por eso ahora vamos a buscar que también pueda ser imitada en Chaco y Formosa. Esta es una victoria muy importante para el ambiente y lo más importante, es que lo logramos porque logramos involucrar a la sociedad que le dijo sí a la campaña, sí a la junta de formas, sí a compartir en sus redes sociales, eso sin dudas marca la diferencia y acá están los resultados que demuestras que cuando nos juntamos logramos cosas importantes”, insiste el biólogo del CONICET. 

Martín también se toma su tiempo para poner blanco sobre negro. Resalta que la realidad ambiental en la región es compleja, insiste en que las acciones individuales son buenas, pero está más que claro que las acciones colectivas logran meterse dentro de las legislaturas. “Hoy está bien reciclar en tu casa, pero eso no basta, es importante unirnos y que esta ley haya salido pone de manifiesto eso, también hay que decirlo teníamos altas expectativas de que se aprobara la ley Yolanda, pero en el Senado la volvieron a Diputados y por lo que sabemos, los tiempos legislativos ya no dan para que sea aprobada este año”, remarca. 

La concientización 

Kowalewski insiste sobre la ley Yolanda, la cual tiene como eje central la capacitación de funcionarios y trabajadores del sector público en temáticas de ambiente: “Ponemos el foco en la concientización sobre temas ambientales porque creemos que solo así y con educación en todos los niveles, vamos a poder generar una sociedad que pueda tomar en sus manos, la realidad ambiental, que le pueda decir basta a las acciones que claramente van contra el medio ambiente, necesitamos una sociedad, una ciudadanía más educada, más informada, para poder empezar a pensar en políticas ambientales enserio”, puntualiza. 

Para saber sobre este y otros temas seguí a las cuentas: 

estaciónbiológica 

correntinosclim

Josefina Echezárraga

Periodista. Nacida en Puerto Rico Misiones, editora en Noticias Quintaesencia. Asesora de Imagen, creadora de la marca Josefina Loto Azul, imagen consciente. Cofundadora de 1816 consultora en comunicación.

Te puede interesar

¿Querés recibir nuestras noticias?

Te puede interesar