Un lente que logra captar el palpitar de la selva misionera

sergio

Sergio Moya, es ingeniero en electrónica, pero a lo largo de la vida supo escuchar lo que su alma le indicaba y se dejó enamorar por la selva misionera, convirtiéndose primero en guía y observador de aves, para luego apasionarse por la fotografía y la filmación de todo lo que guardan los espacios sin intervención humana. Quintaesencia charla con él, para conocer un poco más sobre cómo logró unir sus pasiones, desde la creación de complejos sistema electrónicos, hasta la conservación del medio ambiente. 

Tiene 35 años, llegamos a él gracias a una lectora de nuestra revista que pudo ver que Sergio tenía algo hermoso para contar. Al ingresar a su red social @sergio.m.foto en Instagram, Misiones parece desplegarse: 672 imágenes nos meten de lleno a la selva donde la belleza es captada por su lente, que es el lente de quien observa con calma. 

Es jujueño, pero cuando apenas tenía un año de vida, sus padres decidieron mudarse a Leandro N. Alem. Allí, la familia Moya comenzó a disfrutar de los atardeceres acompañados con el canto de las chicharras y Sergio, creció con sus pies llenos de tierra colorada. El amor por la flora y la fauna se hicieron sentir siempre y aunque estudió una carrera alejada, en apariencia de la naturaleza, el logró unirlas.

“Soy profesor en la Facultad de Ingeniería de Oberá, trabajo en algunos proyectos e investigaciones por medio de las cuales busco desarrollar tecnología que colabore en la preservación del medio ambiente”, nos cuenta como introducción. Entrada la charla, resalta que trabaja con sus alumnos en sistema de procesamiento de información. “En lugar de sistema eléctricos trabajo con sistemas de audios, grabo a distintos animales en su entorno natural y les pido a los estudiantes que filtren por ejemplo, la rana. El trabajo es mucho más complejo, pero el entusiasmo es más alto, además aprenden a valorar y reconocer los animales que tenemos en nuestro entorno”, nos cuenta.  

WhatsApp Image 2022-01-21 at 5.59.37 PM

Mirar hacia arriba siempre lo apasionó, ese buscar a las aves lo fue metiendo en la selva y descubrió que, para verlas primero debía escucharlas, lo que lo puso a estudiar el canto de cientos de aves que habitan la región. “Cuando estás en un monte, en un espacio natural, la gente en general lo primero que quiere es ver, pero entendí que primero debía hacerme parte del entorno y cerrar los ojos, para reconocer el canto de un ave”, cuenta Sergio, detallando sus primeros pasos como guía, observador de aves y fotógrafo. 

Él descubrió que tenía un desafío enorme por delante: “Las aves suelen estar en las copas de los árboles, entre sus ramas, en sitios de difícil acceso, cuando no están en vuelo, así es que es sumamente complejo lograr verlas y más aún tonarles una fotografía de calidad. Hay muchas especies que son difíciles de ver, por eso primero hay que saber que comen, que otras aves suelen estar cercas, saber si están, porque muchas veces están pero en completo silencio, más cuando detectan la presencia humana, es un entramado complejo de comunicación, que fui aprendiendo y me fue maravillando”, trata de resumir. 

El fotógrafo, remarca que la paciencia es la clave, pero a su vez insiste: “Cuando salgo a sacar fotos voy sin expectativas, hago mi mate, cargo el equipo y dejo que la selva me sorprenda, ahí es donde encuentro las cosas más maravillosas, porque voy atento a todo, no me centro en una sola cosa, miro, escucho, me hago uno con el monte y espero, por eso siempre llevo mate porque hay esperas que son realmente largas”. 

Como es arriba es abajo 

Sus palabras poco a poco nos meten dentro de ese mundo que él busca entregar sobre todo en en youtube y en su pagina web (al final de la nota encontrarás los link de acceso). “Hay aves que fotografié, pero que esperé años para lograrlo, las aves me enseñaron muchas cosas, esto de trabajar la paciencia y andar con los ojos y los odios bien abiertos. Me permitió entender que así como habían aves hermosas, también habían insectos y plantas de extraordinaria belleza, ahí justo al lado de mi trípode montado con el teleobjetivo, listo para captar un ave, fue así que comencé a mirar a mi alrededor, y encontré mariposas, orugas, hormigas, arboles, marsupiales y animales de todo tipo, que al no sentirse amenazados se acercaban tanto que me permitían filmarlos o sacarle fotos”, describe. 

Hay aves que fotografié, pero que esperé años para lograrlo.

Entonces, Sergio entendió que debía mirar el todo, no solo mirar arriba: “Cuando estoy adentro de la selva caigo en la cuenta de que el mundo es realmente grande, porque hay tantos, tantísimos animales que allí viven que me siento pequeño”, cuenta y en su rostro se dibuja una sonrisa.    

Cuando de hablar de aves, nuestro entrevistado parece perderse, la charla traspasa la pantalla del celular, él logra describir con tanto detalle su trabajo, que es como si nos tomara de la mano, para caminar un ratito los senderos que recorre todos los días. 

Misiones es privilegiada 

Uno de los proyectos que apasiona a este amante de la naturaleza es la construcción de una pequeña reserva. “Tengo una chacrita donde hay un pequeño monte, la quiero hacer sustentable a su vez instale una cámara trampa para observar que animales había en la zona, lo primero que se dejó ver fue una Paca, un animal que está en extinción, es como un carpincho pero más pequeño, nunca había visto uno, luego supe que eran dos. Con el tiempo fui viendo más y más animales, todos viviendo en la zona, lo que me hizo comprender que en Misiones somos tan afortunados que en cualquier espacio natural, aún tenemos mucha diversidad de flora y fauna, ahí comenzó a nacer este proyecto por medio del cual quiero mostrar  que podemos aportar a la conservación y concientizar sobre el medio ambiente, porque en nuestros entornos aún hay un ecosistema que cuidar, aún tenemos plantas y animales que necesitan que trabajemos en conservación”, insiste y adelanta que este año espera poder avanzar con dicha iniciativa y contagiar a más pobladores. 

WhatsApp Image 2022-01-21 at 5.59.39 PM

Efecto mariposa

Durante la conversación, Sergio habla sobre el mundo de la fotografía, “con paciencia se logran resultados hermosos”, dice un poco a modo de consejo para quienes busquen comenzar. “Por ejemplo el mundo fotografiar mariposas es atrapante, viven en ecosistemas complejos y su diversidad es tal que cada imagen de ellas es una obra de arte, después de las aves creo que fotografías mariposas es lo más complejo”, insiste. 

Además detalla que el proceso para captar una imagen es largo, "no se trata solo de sacar la foto, descargarla y subirla a redes sociales, hay una cuestión de observación, clasificación, que se hace después de cada salida. Hay fotos que tomo con el celular, otras con la cámara, otras son con el drone y también está la cámara trampa, asique te imaginarás que tengo muchas fotos y videos, las guardo mucho tiempo y un día se me ocurre y decido compartir alguna en redes sociales, pero más allá de la foto siempre quiero dejar algo, contar de que se trata, que es, contar una historia. Hay fotos que publico hoy, pero las saque hace cinco años”, confiesa. 

WhatsApp Image 2022-01-21 at 5.59.42 PM (2)

La selva guarda misterios que los devela solo a quien tiene la paciencia de entender sus tiempos, “uno puede salir a observar con muchas expectativas, pero hay veces que las cosas no se dan, por ejemplo, el otro día estaba por ir a hacer una guía, antes de salir vi un insecto en la ventana, era sumamente raro, jamás lo había visto asique le saque una foto. Tardé varios días en averiguar que era, había muy poca información sobre ese insecto, resultó que era una especie de chicharra muy rara que tiene una estela en la cola, y la tenía ahí en la ventana, esas cosas pasan mucho, la naturaleza tiene la capacidad de sorprender todo el tiempo”. 

La selva se está partiendo 

La charla deriva en un tema que no podíamos dejar de preguntarle a un conocedor del medio ambiente, la sequía y la realidad de la selva misionera. “Me encantaría decirte que la selva está bien, pero eso no es así, hace dos años venimos con lluvia por debajo de lo normal, eso afecta de lleno a todos los ecosistemas, cuando la selva está en completo silencio se pueden escuchar los estruendos que vienen desde dentro, son árboles que se parten por la sequía, realmente la situación es crítica. Por eso también aprovechamos las redes sociales para generar conciencia, sobre todo en la prevención de incendios, vemos que al menos acá en Misiones, los vecinos van tomando conciencia, están muy alerta, si ven una columna de humo dan aviso, ya no hacen quemas, todos están muy atentos, sobre todo en aquellos sitios donde ya han pasado por un incendio, saben lo devastador que es”, resalta. 

WhatsApp Image 2022-01-21 at 5.59.26 PM

El sueño de un libro 

Las imágenes que Sergio recopilan tienen un destino, serán parte de un libro que en su mente va tomando forma, “es mi proyecto a largo plazo, me voy a tomar mi tiempo porque realmente quiero que sea una recopilación de todos mis años tomando imágenes dentro de la selva atlántica misionera”, adelanta.

La charla va llegando a su fin, pero aún Sergio debe responder una última pregunta: ¿Con que emoción definirías tu relación con la selva? 

“Calma, paz, puede sonar raro, pero cuando estoy allí bostezo, me siento muy tranquilo, muy relajado, muy en paz”. 

Si querés conocer más sobre Sergio Moya, te dejamos sus redes sociales y su página web: 

Instagram: sergio.m.fotos

Youtube: Sergio Moya - Bio Audio Visual

Página web:  http://www.bioaudiovisual.com/

 


sii te gustó la nota

Josefina Echezárraga

Periodista. Nacida en Puerto Rico Misiones, editora en Noticias Quintaesencia. Asesora de Imagen, creadora de la marca Josefina Loto Azul, imagen consciente. Cofundadora de 1816 consultora en comunicación.

Te puede interesar