Parque San Cayetano, un bastión natural de Corrientes guiado por una mujer mbareté

WhatsApp Image 2022-01-18 at 4.07.05 PM
El Parque, un predio abierto para mostrar su maravillosa diversidad.

A poco más de 20 kilómetros de la capital de la provincia de Corrientes, se encuentra el Parque Provincial San Cayetano, un bastión que tiene por finalidad ser un santuario de la flora y la fauna local, además de ser un lugar de paso para las especies que son reintroducidas en el Parque Iberá, como parte del proyecto Rewilding.

Semanas atrás, este espacio reabrió sus puertas después de 4 años en que no se permitía la visita de ninguna persona ajena al sitio. El equipo de Quintaesencia tuvo el privilegio de ser uno de los primeros contingentes en ser guiados por los senderos habilitados. Allí, nos recibió Patricia Fernández, una de las dos voluntarias y guías de sitio que cuentan con la habilitación correspondiente para tal fin. Y sí, ella es voluntaria desde hace 11 años, es decir no percibe ningún tipo de honorarios por este trabajo.

"Cuando nos dijeron que se iba a volver a recibir turistas, algunos conocidos y familiares me decían: 'En serio, ¿otra vez te vas a meter a hacer esto?'. Y yo les respondía que sí, que tengo la esperanza de que en algún momento esta situación cambie", dijo la mujer mbareté (fuerte en guaraní) de 34 años, quien vive a pocos kilómetros del Parque.

Ante la consulta obvia de por qué lo sigue haciendo, respondió que sus abuelos tienen un campo lindante, "esa casa que se ve allá -señaló a escasos 100 metros de la entrada al predio- es la de mi abuela. Toda mi vida viví en esta zona, por lo que la conozco casi al dedillo, como se dice". Agregó que siente casi también como un deber seguir ejerciendo este rol, "porque es necesario que la gente que venga, conozca qué tipo de árboles, plantas y animales, hay por aquí, además de comprender la importancia de la naturaleza".

Por lo pronto, sólo ella decidió volver a ser guía del Parque, "mi otra compañera que también está habilitada, nos dijo que está evaluando si seguir haciendo este trabajo. Es lógico, tiene otras prioridades y necesidades de generar ingresos. Yo decidí continuar porque además de que me gusta mucho hacerlo, soy soltera, no tengo una familia a cargo y tengo otros ingresos. Por ejemplo, también soy guía en una reserva privada en Resistencia. Además, tenemos una pequeña huerta agroecológica con mi mamá y la venta de verduras, también nos deja algo de dinero".

No quedan dudas de que ella, es una apasionada de su labor y de este lugar. "No lo tomo como un trabajo, me encanta venir a este lugar porque hay tanto que aprender y compartir. Además, me gusta poder aportarles a las personas un poquito de lo que sé para que cada vez más personas valoren y respeten el ambiente", aseveró.

WhatsApp Image 2022-01-18 at 4.07.06 PM (1)Patri, una apasinada de la naturaleza
y de su labor como guía e intérprete.

Contexto

Antes de iniciar el recorrido, Patri nos contó algo de la historia del Parque, las distintas etapas por las que pasó este predio que posee 76 hectáreas y que tiene en gran parte como límite natural al Riachuelo, uno de los brazos del río Paraná. Dijo que uno de los grandes inconvenientes que tienen está relacionado con la intromisión de cazadores furtivos y ganado vacuno de algunos de los campos vecinos.

"El guardaparque -sólo hay uno para esta inmensidad- se ocupa de reparar cada dos por tres los alambrados para que evitar que se metan los cazadores, pero arregla algún tramo y seguro que, al otro día, va y encuentra con que está cortado y volvieron a meterse", comentó. A eso, se le debe sumar "la visita" de cabezas de ganado que, al encontrar los alambres cortados, se meten a pastorear. "Y cada vez que entran, seguro que pasan por algunos de los puentes de madera que tiene el sendero y rompen las tablas. Es un trabajo de nunca acabar", dijo con una sonrisa casi de resignación.

El relacionamiento de Patri con el Parque comenzó hace 11 años a raíz de un proyecto de Educación Ambiental con chicos, "pero en este último tiempo comenzamos a trabajar la idea de abrir el lugar para realizar visitas guiadas a los turistas, esto implica también llevar adelante una convocatoria para que vengan a conocer", referenció.

Patri trabaja desde hace 11 años como voluntaria en el Parque ya que no percibe ningún pago para hacer este trabajo.

Contó que la reapertura del predio se dio como consecuencia de que ya cuentan con algunas instalaciones imprescindibles como los sanitarios para los visitantes. "Como el año pasado se construyeron, se decidió a volver a abrir las puertas a partir del 3 de enero", señaló.

Por otra parte, indicó que están analizando realizar algún tipo de acuerdo con la escuela secundaria del pueblo para que algunos chicos hagan un curso de guía y así no sólo generar recurso humano capacitado, sino también generarles cierto ingreso económico ya que -a partir de ahora-, cuentan con la habilitación de la Dirección provincial de cobrar un valor mínimo en concepto de entrada y que es destinado para el guía que realice la actividad. "Y así, se lograría una integración estratégica de Parque con la comunidad", comentó Patri.

Este gran espacio es compartido por Rewilding Argentina, la Estación Biológica que depende del Centro de Ecología Aplicada del Litoral (dependiente de CECOAL-CONICET-UNNE), y la Dirección de Parques.

"Bajo la órbita de la Estación, por ejemplo, se realizan investigaciones sobre la población de monos y zorros, entre otros animales, por ejemplo, razón por la cual siempre hay grupos de becarios e investigadores", contó la guía.

En el 2018, este Parque sufrió un voraz incendio que consumió todo lo que encontró a su paso en casi el 80% de su extensión. "Ahora recién y muy de a poquito, el monte está volviendo a regenerarse y ahora, por si fuera poco, estamos atravesando una sequía extrema por lo que cualquier hilito de humo que se divise, ya nos genera una alerta y el guardaparques sale corriendo a investigar", señaló.

WhatsApp Image 2022-01-18 at 4.07.26 PMEl mirador, una de las paradas del recorrido.

Las paradojas del predio

Las 76 hectáreas del Parque eran tierras fiscales que allá por la década de 1970, fueron cedidas al Centro Argentino de Primatología (CAPRIM) para la cría de monos que después eran comercializados a las grandes empresas farmaceúticas para ser utilizados en experimentos de medicamentos. 

Después, estas instalaciones cerraron sus puertas de una forma trágica porque se inundó y provocó la muerte de decenas de monos. Al tiempo, CONICET toma posesión del lugar para crear una Estación Biológica con fines científicos. "Cuando el biólogo Martín Kowaleski asume la dirección -cargo que aún detenta-, decide hacer por un lado un curso para formar un cuerpo de guías e intérpretes de la Estación. Además, junto con otros investigadores armaron un proyecto de Educación Ambiental para escuelas, el cual estaría a cargo de los guías", contextualizó Patri.

En el año 2016, Parques y Reservas de la provincia toma posesión de las tierras tras la aprobación de un proyecto de ley que tenía por finalidad, la creación de esa figura para este predio.

Ello implicaba que ese organismo debía responsabilizarse del resguardo de la totalidad del lugar, el mantenimiento de los senderos, cartelería y demás.

"Es casi increíble el cambio rotundo que atravesó este lugar porque de pasar de la finalidad del CAPRIM a convertirse en un sitio de conservación, sin dudas es paradójico", reflexionó la guía.

WhatsApp Image 2022-01-18 at 4.07.26 PM (1)El Riachuelo, límite natural del Parque.

Diversidad

En una primera etapa, la Estación Biológica realizó el relevamiento de la flora y la fauna del lugar para tener una base para después iniciar las correspondientes líneas de investigación que comenzaron a desarrollarse. "Esto facilita, por ejemplo, que los investigadores puedan conocer las particularidades que poseen los animales que están investigando", aseveró Patri.

A la hora de enumerar las especies de fauna que se pueden encontrar en el lugar, enumeró entre otras a carpincho, guazuncho, tatú, yacaré, lobito de río, entre otros. Una particularidad que poseen es que son "ariscos" y huyen ante la presencia del hombre. "Esto también se da por la presencia de los cazadores, por lo que no sucede como en Iberá -por ejemplo-, que son más mansos", señaló. 

Aporte y disfrute

Ante la pregunta de qué parte de este trabajo le genera mayor disfrute, la guía no duda y su pasión se aviva: "Trabajar con los chicos. Para mí es maravilloso observar cómo se da su relacionamiento con el lugar, cómo logran conectar y sorprenderse con todo. Por ejemplo, en el primer contingente que recibí ahora con la reapertura, había un nene de tres años y estaba fascinado por lo que sentía bajo sus pies, el contacto con la tierra porque claro, vive en departamento y era la primera vez que estaba en un entorno como este".

Además, agregó: "Otra cosa que me llena de felicidad, es la devolución que hacen los chicos que participan de las distintas actividades del proyecto de Educación Ambiental. Cuando dibujan o escriben algo, hacen algunas interpretaciones maravillosas. Sucede lo mismo con la actividad que le damos de abrazar y escuchar lo que tiene para contar un árbol, las cosas que dicen son muy incríbles". Por si fuera necesario, cada palabra pronunciada por ella era reforzada por sus gestos y el brillo en los ojos.

Después, llegó el tiempo de que Quintaesencia realizara el recorrido por los senderos del Parque que demanda un promedio de entre 60 y 90 minutos. El inicio estuvo marcado por la bienvenida de una familia de monos carayás que vigilaban nuestro paso desde las ramas de un arachichú. "Tienen suerte -nos dijo Patri-, casi nunca se dejan ver así, tan de cerquita". A partir de ese momento, sentimos que teníamos su consentimiento para conocer este bastión natural pero lo visto y sentido, ya es parte de una experiencia personal a la que invitamos sin dudar.

carayáFamilia carayá a la vista.

Para acordar el día y horario de una visita guiada, hay que comunicarse con Patri al 379 437-8119.


sii te gustó la nota

María del Carmen Ruiz Díaz

Periodista, comunicadora social.
Nacida en Saladas, provincia de Corrientes, Argentina.
Editora en Noticias Quintaesencia y Diario La República Digital.
Coordinadora de radio digital La R.
Co-fundadora de 1816 Consultora de Comunicación.

Te puede interesar