Feria circular, una alternativa sustentable para un vestir consciente

GENERAL 19 de febrero de 2022 Por Josefina Echezárraga
Picsart_22-02-18_12-57-25-239-01

Las imágenes que empezaron a circular en medios de todo el mundo mostrado desastres ambientales y que, esta semana puso a Corrientes como epicentro de la catástrofe, nos obliga a repensar sobre el cambio climático, algo que parecía lejano pero que ya está aquí. En contrapartida, hace algunas semanas venimos observando imágenes del vertedero de prendas en medio del desierto de Atacama. En Quintaesencia, el año pasado tocamos el tema de la moda circular, como un movimiento que busca dar una segunda vida a las prendas, pero al mismo tiempo con fuerte mirada social. 

En esta edición queremos presentarles a las chicas de feria Americana Corrientes, con quienes hablamos de su emprendimiento que gana terreno en Corrientes de la mano de clientas (sobre todo son mujeres quienes se acercan a la feria), que buscan comprar, cosas lindas, a buen costo y en buen estado.  

Además de conocer este emprendimiento, con esta nota queremos poner el foco en lo que está pasando con las cuestiones ambientales. Para dar contexto a esta nota, es importante conocer algunos datos como, por ejemplo; que una prenda de ropa tarda 200 años en desintegrase, se utilizan entre 10 y 19 mil litros de agua en la confección de un jeans, la producción de ropa y calzado produce el 8% de los gases de efecto invernadero, la industria de la moda es responsable del 20% del desperdicio total de agua a nivel mundial, cada segundo se entierra o quema una cantidad de textiles equivalente a un camión de basura.

Una prenda de ropa tarda 200 años en desintegrase, se utilizan entre 10 y 19 mil litros de agua en la confección de un jeans, la producción de ropa y calzado produce el 8% de los gases de efecto invernadero.

En Quintaesencia nos parece importante hacernos eco de la realidad que nos atraviesa y al mismo tiempo, mostrar como hay personas pensando en generar respuestas sustentables que de alguna manera se convierten en pilar ante tanta catástrofe. 

Ahora bien, podemos solo indignarnos al ver las imágenes, o pensar que podemos hacer, hacernos preguntas siempre es una buena forma de comenzar, ¿Cuáles están siendo mis hábitos de consumo? ¿Dónde compro y cuánto uso lo que compro? Como periodista y asesora de imagen consciente, con esta entrevista busco que sigamos entendiendo a fondo el concepto de moda circular, pero además que veamos las consecuencias ambientales que generan acciones que a priori: “No dañan a nadie”, pero que en realidad por detrás están generando consecuencias muy grabes. Porque ¿Quién se pregunta de dónde viene lo que está usando? 

El vestir consciente es entender que cada cosa que nos ponemos tiene una historia, atraviesa un proceso desde su confección, hasta que llega a nuestras manos. La moda circular, que hoy logra ganar terreno gracias a las ferias impulsadas por personas que deciden llevarlas adelante poniendo mucho esfuerzo, dedicándole muchas horas de trabajo y hasta usurpando parte de la casa de familia y amigos para guardar prendas. 

Natalia (25) y Marian Ojeda (31) son hermanas, dos de seis hermanos de los cuales cinco son mujeres. En 2018, la idea de una feria entre amigas comenzó a tomar forma. Es que en la casa de las Ojeda, la ropa de mujer era un tema. “Teníamos realmente mucha ropa, al ser cinco mujeres desde chicas la ropa iba y venía, cuando fuimos creciendo el problema creció con nosotras y entendimos que debíamos hacer algo, la feria nació así en el living de casa y con amigas”, cuenta Natalia. 

El tiempo pasó y la feria comenzó a crecer. “Un día nos encontramos con el living colapsado de cosas, mamá (Teresa) y papá (Juan) se resignaron a que habían perdido su espacio, creamos un sistema para poder tener un control de ingresos de prendas y egresos mediante códigos, luego comenzaron a llegar las clientas que nos dejaban sus cosas para que las vendamos y otras que dejaban cosas pero también llevaban otras”, resume Marian. 

“El 2020 nos obligó a replantearnos el modo de trabajo, asique nos transformamos en una feria online, la venta siguió”, cuentan las hermanas. 

Con más de 5000 seguidores en su cuenta de Instagram, la feria mostró que había un público que crecía y había que estar a la altura. “Cuando llega ropa, lo primero que hacemos es observar que no tenga fallas, luego si hace falta se lava, se plancha y se la ingresa al sistema, luego está lista para ir a los percheros”, resumen. 

Si bien las hermanas relatan el proceso como algo que pasa en poco tiempo, la realidad es que llevar adelante una feria requiere mucho trabajo y dedicación. “El concepto de feria es que nuestras clientas vengan encuentren cosas que les sean útiles, se las puedan llevar a buen precio, pero sobre todo prestamos especial atención a la calidad, la prenda debe estar en buen estado”, señalan.   

El concepto de feria es que nuestras clientas vengan encuentren cosas que les sean útiles, se las puedan llevar a buen precio, pero sobre todo prestamos especial atención a la calidad.

¿Qué hay detrás de cada prenda? 

Hay muchas cosas, hay una cadena de personas, que deciden soltar prendas, otras que deciden comenzar a vestir de manera más consciente, creo que hay un cambio de mirada respecto a la ropa y a que se le da valor. Detrás de cada prenda, zapato, accesorio que llega hay historias, por ejemplo, tenemos un vestido de novia, tenemos vestidos de fiestas, tenemos prendas que sus dueñas nos cuentan que las usaron en momento muy felices. 

“En cuanto a nosotras, detrás de cada prenda hay trabajo y amor, porque realmente queremos que las cosas que tenemos sigan escribiendo historias, por eso cuando las subimos a redes sociales tratamos que la foto sea un look que puedan ver el potencial de una falda, de un short o de un vestido. De hecho, todo el tiempo nos llegan historias de personas que nos cuentan cuán útiles les es la ropa cuanto la usan y esas cosas son las que nos impulsan a seguir. 

1000x563_cmsv2_c9a1e0df-4971-5d6f-be67-a59e43f3aeaa-6212322

¿Qué sienten cuando ven las imágenes del vertedero de ropa en el desierto de Atacama ? 

Dolor, angustia, el mundo está lleno de desigualdades y se hace difícil ver como las marcas pagan por tirar sus prendas. 

Es algo que es injusto, claramente, pero no nos podemos quedar solo con eso, al mismo tiempo vemos como en nuestros entornos la idea de comprar ropa en ferias sigue creciendo, se han derribado muchos tabúes y hoy no solo estamos vendiendo en Corrientes sino que hacemos envíos a todo el país. 

Entonces vemos como mientras hay una cuestión de las marcas que siguen buscando generar ventas y tendencias, hay también toda otra movida con mirada sustentable, personas mucho más conscientes y eso de alguna manera nos alegra, nos alegra ser parte”.

La charla con las hermanas Ojeda va por distintos caminos. Marian habla poco pero siempre sus frases logran condesar aquello que siente: “Creo que nos vestimos toda la vida pero no imaginamos que hay detrás, con la feria fuimos entendiendo el circuito y al mismo tiempo vimos como la ropa usada, es de mucho mejor calidad, hoy salís al centro y primero que todo es igual y segundo que la ropa es de muy mala calidad, eso es lo que hace que más personas vean en las ferias un lugar de compra de prendas de calidad”, remarca. 

Ambas confiesan haber usurpado el living de su casa hace cuatro años. “Nuestras hermanas y nuestro hermano menor, todos se visten de la feria, de alguna manera toda la familia participa, papá siempre apoyando y mamá se pone re feliz con cada venta que hacemos, ella nos ayuda mucho”, dicen, al tiempo que deslizan que los momentos disponibles se reducen en época de facultad, Marian es licenciada en Economía y estudia Ingeniería en Sistema, mientras que Natalia es estudiante de la carrera de Ingeniería Civil. “Papá ve que así como le dedicamos tiempo a la feria, jamás descuidamos nuestros estudios, por eso trabajamos con turnos coordinados”, cuentan. 

Marian y Natalia destacan que hoy la feria tiene una importante cantidad de ventas. “Tenemos nuestras clientas fijas y siempre hay chicas nuevas, también muchas chicas nuevas que vienen a dejarnos sus prendas asi que siempre se está renovando la ropa, inclusive algunas clientas compran una prenda y luego de algunos meses la traen a vender y se llevan otra, si esto no es moda circular, no sé que es”, bromean, para contextualizar el ritmo que lograron alcanzar.

Quienes quieran sumarse a la movida de ferias, tanto para comprar como para vender pueden encontrarlas a la feria Americana Corrientes en el Instagram: Feria.americana.corrientes.


sii te gustó la nota

Josefina Echezárraga

Periodista. Nacida en Puerto Rico Misiones, editora en Noticias Quintaesencia. Asesora de Imagen, creadora de la marca Josefina Loto Azul, imagen consciente. Cofundadora de 1816 consultora en comunicación.

Te puede interesar