Dieta fisiológica para mascotas, ¿una moda o una propuesta con sustento?

GENERAL 19 de marzo de 2022 Por María del Carmen Ruiz Díaz
dieta-barf-comida-cruda
Alimentación fisiológica, una tendencia en aumento.

Sustentar una dieta basada en alimentos cada vez más nutritivos, frescos y -en la medida de lo posible- orgánicos, es una tendencia que comenzó hace un par de años y que, al parecer, llegó para quedarse. En este caso, estamos hablando de alimentación saludable para seres humanos, pero, desde hace varios años y en distintas partes del mundo, también comenzó un movimiento similar pero enfocado en la comida diaria de las mascotas.

Esto comenzó a ser cada vez más visible en Argentina durante el año 2020, en plena pandemia, y se afianzó en el 2021. En la actualidad, varios médicos veterinarios del país comenzaron a difundir la práctica de la alimentación fisiológica para los integrantes de cuatro patas de cientos de familias.

Cinthia Castro es una de esas profesionales que decidió estudiar cómo es esta nueva (o no tanto) dieta para las mascotas y, en una charla con Quintaesencia, nos contó cómo se decidió a hacer el cambio de perspectiva en la atención y asesoramiento a "sus pacientitos", como ella los llama.

WhatsApp Image 2022-03-16 at 2.00.31 PMLa comida fisiológica de Torvi, la modelo preferida de Cinthia.

¿Cómo comenzaste a indagar sobre esta propuesta alimentaria?

Siempre me gustó trabajar con pequeños animales. Cuando estaba en cuarto año de la Facultad de Veterinaria de la UNNE (Universidad Nacional del Nordeste Argentino), comencé a trabajar en el hospital, además hice varias capacitaciones y realicé muchas prácticas porque quería tener herramientas y conocimiento para cuando me recibiera y comenzara a trabajar. Y me di cuenta de que no había mucha información sobre otras variantes alimentarias para este grupo de animales. Si bien es cierto la veterinaria como especialidad es muy amplia y nos enseña muchísimo sobre bromatología, sanidad y grandes animales y yo sabía, que eso a mí no me interesaba. No obstante, me fui especializando en cirugía y anestesiología.

Después, trabajé varios años en una veterinaria con un oncólogo y ahí arrancó todo porque veía cómo iba en aumento la cantidad de casos de mascotas con cáncer, muy agresivos en algunos casos. Entonces comencé a preguntarme por qué se daba esta situación. Además, decía que antes no era tan común llevarlos tan seguido a las mascotas al veterinario. Y a recordar que, por ejemplo, era habitual darles la sobra de las comidas, el arrocín, entre otros; en síntesis, la alimentación era muy diferente y ahora los alimentamos a base de productos comerciales que -por supuesto-, yo también les daba a mis mascotas.

Hasta que un día, una amiga me empezó a llevar por ese camino de la nutrición animal, me contó sobre un curso que había hecho con Clara Fontana, quien es una referente en esta área en el país, y como durante la pandemia trabajábamos pocas horas en la veterinaria y siempre tuve la inquietud de estudiar y aportar otras especialidades donde estaba trabajando, decidí empezar a formarme en nutrición fisiológica. Comencé a comprender lo importante que es y ahí, encontré las respuestas en relación a por qué iban en aumento los casos de enfermedades crónicas en nuestros animales.

En ese momento, yo tenía una perrita que empezó a tener problemas hepáticos y no me explicaba por qué, ya que era muy cuidada y consumía "un buen alimento" y ahí se profundizó esa búsqueda.

"Cuando empecé a formarme en nutrición fisiológica, entendí por qué cada vez son más los casos de enfermedades crónicas, como cáncer, en las mascotas."

¿Cómo fue la recepción de tus colegas cuando vos decidiste empezar a estudiar y recomendar la alimentación fisiológica?

Fue negativa y me di cuenta de que yo también estuve en ese lugar porque siempre dije huesos no, porque son peligrosos, además atendí en varias ocasiones pacientes con obstrucciones provocadas por los huesos, pero indagando entendí que se debía a que no eran los huesos adecuados para darles, tienen que cumplir ciertos requisitos. Además, el animal también tiene que pasar por una transición y no cambiar su dieta de un día para el otro. Es muy difícil empezar a explicarle a alguien que ya tiene una idea negativa sobre esta propuesta.

¿Dónde arranca esta falta de propuestas alimentarias que no sea sólo los alimentos balanceados?

Para mí comienza en nuestra formación porque en la Facultad, nos enseñan a alimentar caballos, vacas y nada de perros y gatos, para eso, están las campañas de alimentos balanceados y aprendimos que ese es el alimento para ellos. Es decir, no aprendimos otra propuesta y forma de darles de comer. Es más, nos decían que darles carne les iba a hacer mal porque la carne tiene mucho fósforo y se produce un desbalance, además se puede descalcificar. Tanto es así que atendíamos casos de cachorritos que le daban carne y su dieta desbalanceaba, lo que hacía que tuvieran huesos frágiles. Pero haciendo la transición, contando con un asesoramiento adecuado y, por ejemplo, si se elige darles una dieta mixta (balanceado más carne), también debe recibir algún suplemento de calcio, en especial cuando son cachorros.

Entonces, creo que es fundamental que los estudiantes reciban este tipo de información y formación, que sepan de que se pueden recomendar dietas cocidas, dietas crudas o mixtas. Además, hay patologías que requieren un tipo especial de dieta.

Y como esta información no se recibe en la Facultad, por supuesto hay colegas que están en contra, pero como cada vez hay más información y formación, por lo que se van generando cambios en forma paulatina. 

WhatsApp Image 2022-03-16 at 1.42.21 PMCinthia en acción con "pacientitos".

¿Y cómo es el trabajo de difusión que a su vez realizan ustedes?

Teniendo en cuenta de que cada vez somos más, se van conformando distintos movimientos de veterinarios y especialistas. Por ejemplo, en este momento formo parte de dos grupos, uno de Argentina y otro de habla hispana, con la idea de formar una comunidad con la finalidad de promocionar cada vez más este tipo de alimentación. Además, porque nos permite seguir formándonos, porque estos grupos son liderados por decirlo así, por los referentes de esta línea de trabajo.

Para hacer este trabajo de difusión, para nosotros son fundamentales las redes sociales. Así como Clara, también hay otra referente que se llama Verónica Narváez, quien realiza mucha promoción y brinda información seria para que la gente sepa que hay otras alternativas de alimentación para las mascotas.

No obstante, muchas personas que reciben este tipo de propuestas en el consultorio, son reticentes y entendemos, que la decisión depende de esa persona. Por eso, es imprescindible dar la mayor difusión posible de esta opción porque, una vez que contamos con la información, podemos decidir lo que consideramos mejor.

Y en esta nueva y fundamentada mirada sobre otra forma de alimentar a las mascotas, ¿cuál es el lugar de los medicamentos y las vacunas, por ejemplo?

Los medicamentos cuando son necesarios, nada más. En relación a lo demás, por ejemplo, es común que entre los colegas recomendar que cada dos meses, desparasitar a los perros, pero tenés el perro que lo necesita y aquel que no. Pero cuando comenzamos a recorrer este camino "más naturista" por llamarlo así, vamos comprendiendo que lo ideal es intervenir cada vez menos y que la naturaleza haga lo suyo. Así, nosotros sólo deberíamos intervenir cuando realmente es necesario. Por ejemplo, se puede desparasitar en forma natural, pero hay casos en que es necesaria la administración de medicamentos. Por eso es ideal hacer análisis para controlarlos y ver si es necesario o no hacer algo, sin perder de vista que los parásitos son consecuencia de un problema de inmunidad, es decir, sus defensas están bajas.

En relación a las vacunas, en Argentina no contamos con los test para determinar la cantidad de anticuerpos que generó el animal por cada aplicación de vacunas, entonces no tenemos forma de corroborarlo. Pero teniendo en cuenta que -por ejemplo- la rabia es una enfermedad endémica, hay que vacunar todos los años sí o sí; al igual que la quintuple cada año, porque en esta zona tenemos casos de moquillo y parvovirus, entre otros.

"Si adoptamos un método 'naturista', la idea es que intervengamos lo menos posible."

¿Cuál es la recepción que encontrás en relación a estas propuestas alimentarias en los cuidadores de mascotas?

Por suerte, cada vez son más las consultas de personas interesadas en darles una alimentación y cuidados más naturales. En algunos casos es también consecuencia de los cambios que ellos mismos van haciendo en sus propias vidas, como una búsqueda de más alimentos saludables y también deciden hacer lo propio por sus mascotas.

Desde mi perspectiva, con este tipo de alimentación y estos cuidados, también se extiende la esperanza de vida, y ese me parece que es el objetivo fundamental, que tengan una buena calidad de vida.

Con paso firme, esta propuesta viene creciendo y al parecer, podría convertirse en una opción más que recomendable para estos integrantes de la familia. Si bien requiere cierta organización para llevarla a la práctica, les permitirá vivir más y mejor.

Finalmente, podríamos reconvertir la frase de Hipócrates y afirmar que los alimentos, también pueden ser la medicina para nuestras mascotas.

Para más información, podés ingresar al perfil de Instagram: nutrivet.corrientes.


Si te gustó esta nota, ¡podés colaborar donando un cafecito haciendo clíc en la imagen!
Somos un medio autosustentable que cuenta historias y visibiliza acciones que promueven un cambio social. 

sii te gustó la nota

 

María del Carmen Ruiz Díaz

Periodista, comunicadora social.
Nacida en Saladas, provincia de Corrientes, Argentina.
Editora en Noticias Quintaesencia y Diario La República Digital.
Coordinadora de radio digital La R.
Co-fundadora de 1816 Consultora de Comunicación.

Te puede interesar