Madres, niños y adicciones 

COLUMNISTAS 26 de marzo de 2022 Por Redacción Quintaesencia
madre yarías

WhatsApp Image 2022-02-15 at 4.39.47 PM

Los niños a la “intemperie” como el de ese chico que cruzaba la frontera de Ucrania a Polonia; su imagen corrió por todo el mundo:  un llanto lacerante que conmovía en una soledad profunda mientras llevaba un documento en la mano buscando un soldado polaco y un teléfono de contacto. Hay otras muestras de los “abortos” constantes a los niños solo suspendidos por unos segundos si no los rescata una mano salvadora. Hay otras muestras que hoy lastiman nuestros corazones.

11 bebes debieron ser separados de sus madres para preservarlos en un Hospital de Niños de Rosario mientras estaban en un área de cuidados críticos. Tenían cocaína en sangre y las madres también, por supuesto, siendo el amamantamiento la vía de transmisión. La leche materna, elemento nutritivo por excelencia y en donde se condensan los amores más profundos, distribuía tóxicos que más que nutrir dañan a una criatura indefensa. Esto es bastante común en hospitales de centros poblados y de alto consumo de drogas (no se da a publicidad) .Maternidades en donde nacen hijos intoxicados por sustancias por transmisión materna.

 Este parece ser otro “aborto” en acción más ante una víctima inerme, desamparada y altamente vulnerable realizada por victimarios varios (madre, padres inciertos que no se hacen cargo, políticas que aseguran la “naturalización” del consumo, “cancelación” de la prevención porque no es lo “políticamente correcto” y el triunfo del delito ante un Estado fallido).

 Enfermedades sociales que muestran una “megabarbarie generalizada” en donde la “errancia de los amores, la masificación del consumo de drogas y el individualismo” reinan como lo enseñara el maestro en filosofía Edgard Morin en una exacta pintura de este cambio de época. El niño como los hombres de Tercera Edad figuran como el “material descartable” al decir de Bauman. 

Parecen sobrar o han perdido el poder sagrado de lo que va a venir el (niño) y del que transmite (simbolizado en el abuelo o en el hombre de edad); o sea a la Cultura misma que es esencialmente transmisión.

La historia de estas madres muestra familias atravesadas por esta problemática tanto por el consumo como por la venta como también la inexistencia de familias ampliadas y el desconocimiento de quien fue el padre o de quien se haga cargo de la natalidad del niño o de la niña. Padres ausentes y además con falta de una familia extensa o de un tejido social que acompañe. O sea, capital humano (familia y educación) y social (institucional) en crisis. Capital social y humano que son la base del capital de los pueblos.

Esto muestra como el consumo genera daños y riesgos para si y para terceros; en este caso el niño al nacer. Además, son madres que además del consumo resultan, en muchos casos, victimas de la violencia y quedan solas.

El Estado como última instancia

 El Estado debe hacerse cargo; en este caso la Secretaria de Derechos de la Niñez, Adolescencia y Familia de Rosario lanzó una convocatoria a “familias solidarias” que albergaran a estos pequeños que realmente están a la “intemperie”. Estas familias solidarias en realidad deben ser familias adoptantes ya que había claro riesgo por la cocaína que consumían todos y los niños tenían menos de 40 días de vida y durante toda la gestación consumieron cocaína. 

En esta misma sala de cuidados intensivos hay un bebe de 40 días con múltiples golpes y fracturas hechos por sus padres. Son familias transversalmente unidas y desunidas por la violencia y el consumo y en muchos casos el tráfico de drogas.

Las propias fuentes oficiales hablan de consumos esporádicos en Rosario desde los 10 años e intensos desde los 12 siendo en barrios populares de un 58% de la población de las edades juveniles. El consumo antes de entrar a un tratamiento profesionalizado y con fundamentos científicos lo realizan desde hace más de 10 años. La mitad de este porcentaje alto de consumo está sin tratamiento y la franja entre 30 y 34 años es la más adicta.

Todo esto muestra la devaluación sociológica y como politica cultural de la vida familiar en donde algunos padres parecen no estar gravemente obligados a la educación de la prole y cuando ésta difícilmente pueda suplirse y máxime cuando el capital social como sucede en Rosario se halla transitado por el delito, la anomia y la caída de las instituciones de la Ley.

 La droga y sus intempestivas consecuencias disuelve el vínculo familiar en lo que llama magistralmente E. Morin la “errancia de los amores” es donde el hijo es un accidente no buscado o molesto para los supuestos proyectos a realizar en la turbulencia de los impulsos. El abandono está ahí…como el niño ucraniano perseguido por la guerra y solo en el mundo. Impera la “intemperie”.

La familia resulta a la vez el posibilitador del desarrollo humano y al mismo tiempo de los limites y de la Libertad. Límites y Libertad van unidos. La educación en los valores y en las virtudes están también ahí precisamente.

La familia ha caído en picada en su virtuosa tarea y además es castigada culturalmente como un vivero de odios, las relaciones entre los sexos basadas en la complementariedad y en el amor en relaciones de rivalidad y de dominio. Todo se resume en la simplificación típicamente ideológica: donde hay familia hay dominio Patriarcal. Siendo el llamado Patriarcado un “comodín” lingüístico e ideológico que condena a miles a la soledad. ¿Sin familia es posible educar a un niño? .Leamos a los grandes del psicoanálisis y de la pediatría para ver que no.

El desempleo y el trabajo como única meta de la vida descentran al ser humano de la vida familiar que surge etimológicamente de famulus (a-femore-fémur) ya que es el fémur el hueso clave en el equilibrio del organismo (así se lo interpretaba en la antigüedad y no sin razón). La sabiduría de las palabras nos muestra el sentido profundo de la vida familiar: lugar del equilibrio. La escuela viene después. La familia educa y la escuela instruye. Dos instituciones que parecen estar en caída libre.

Van surgiendo en masas familias abandònicas, niños solos, escasez de familias adoptantes, familias Multiproblemáticas, falta de familias extensas y así van creciendo las patologías sociales.

La revolución cultural en marcha

 Todo transcurre en silencio como si la “revolución cultural pendiente” es que surjan personas solas y sin familia. Una alumna de la U.C.A: me decía en un trabajo de Tesis que la “familia más que alojar aleja”; definición brillante de lo que sentimos en la clínica todos los días.

Las pautas culturales vigentes predominantes en Occidente son un conjunto de imperativos que se tratan de imponer:

a.    Naturalización del consumo de drogas, minimización o negación de los daños que èste ocasiona;

b.     Promoción del “consumo cuidado” en lugar de “cuidado con el consumo” sacrificando así a una generación juvenil ante drogas potentes con un sistema nervioso vulnerable y que no ha terminado de madurar;

c.       Devaluación del significado de lo familiar en la constitución de la subjetividad; 

d.    Convertir al Hombre en un Patriarca explotador devaluando la función simbólica y sanadora de la Función Paterna y a la Mujer en una esclava de un patriarca anulándose así el diálogo amoroso entre los sexos;

e.     Critica en Occidente a toda politica de promoción de la natalidad mientras China premia las uniones que tienen 3 hijos; Europa el año pasado ha perdido población mientras crece geométricamente en sus tierras la población musulmana y África de seguir el aumento de la natalidad será el 40 % de la población mundial en el 2050.

f.      Cancelar todo discurso preventivo en la educación inicial en la familia y la escuela acerca del daño del uso de drogas e intentar legalizarla de mil maneras a pesar del fracaso en el mundo de estos intentos (lo que sucede hoy en Canadá y ciertos lugares de U.S.A. es escandalosamente productor de enfermedad).

La evidencia y no la ideologia 

En el sitio “Hablemos de Recuperación” se resumen los daños más evidentes del uso de drogas y observamos que el 76% de los pacientes tienen comorbilidades clínicas, y el 24% restantes sin comorbilidades. 

Dentro de las comorbilidades clínicas más frecuentes destacamos: 

1) Hipertensión Arterial;

2) Miocardiopatía Dilatada;

3) Arritmias Cardiacas: Fibrilación auricular, riesgo de muerte súbita por fibrilación ventricular, entre otros problemas cardiacos;

4) Infarto Agudo de Miocardio;

5) Accidente cerebro vascular isquémico y Hemorrágico. Infartos y hemorragias cerebrales;

6) Hígado: Hígado graso, hepatitis, cirrosis, Cancer hepatocelular. Hipo proteínas. Sangrado por alteraciones de los factores de coagulación. Ascitis. Ictericia. Insuficiencia hepática

7) Esofagitis, Cancer esofágico, gastritis, hemorragias digestivas altas (hematemesis) y bajas (melena) Cancer gástrico. 

8)Enfermedades de Trasmisión sexual: HIV, HPV, Hepatitis B, C, D. Sífilis, Herpes, sarna, tricomonas, candidiasis, gonorrea. 

9) Síndrome metabólico y Diabetes

10) Demencia. 

Se nos enseña a amar lo que nos destruye. Desde un supuesto “progresismo” se defienden los usos controlados de drogas cuando precisamente los usos descontrolan áreas claves del cerebro y la personalidad el negocio y la plusvalía crecen , se deteriora la sociedad y la cultura que es transmisión entre generaciones se resiente es bueno recordar datos ciertos que se intentan negar aunque también es cierto que el Dominio de las poblaciones es más fácil con este “Gran Hermano” controlador que es el consumo de drogas con miles de personas solo preocupadas por el sustento diario que es el consumo de drogas.

De seguir esto así seguirán cruzando las fronteras de un país a otro miles de niños como en Ucrania con un llanto lacerante con solo un documento en la mano en la “intemperie” más absoluta esperando que alguien los aloje y no que los aleje.

Dr. Juan Alberto Yaria 

Director General GRADIVA-Rehabilitaciòn en adicciones


Si te gustó esta nota, ¡podés colaborar donando un cafecito haciendo clíc en la imagen!
Somos un medio autosustentable que cuenta historias y visibiliza acciones que promueven un cambio social. 

si te gustó la columna

Redacción Quintaesencia

Somos una revista digital que publica notas de calidad con calidez.
Para saber más de nosotras, buscá la sección NUESTRO PROPOSITO.

Te puede interesar