La alquimia de las hierbas medicinales aplicada a las mascotas

GENERAL 21 de mayo de 2022 Por María del Carmen Ruiz Díaz
WhatsApp Image 2022-05-20 at 5.48.21 PM
Belén y su compañero Irû.

En forma muy paulatina, la fitoterapia ha igo ganando terreno o también podría decirse, ocupando el lugar que le corresponde a partir de investigaciones serias que confirman su eficacia a la hora de tratar determinada sintomatología o afecciones humanas. En esta región del mundo, esta práctica se pierde en el tiempo ya que estuvo siempre muy vinculada con el saber ancestral de los pueblos originarios.

Es así, que los "yuyos", siempre formaron parte de la vida cotidiana de los habitantes de la zona. Pero, en este último tiempo también comenzó a estudiarse -cada vez más- su uso en los llamados pequeños animales o mascotas. Para saber un poco sobre este "mundo", Quintaesencia charló con la médica veterinaria María Belén Acuña, quien nos brindó un panorama sobre cómo esta tendencia va en aumento y cómo fue su vinculación con esta terapia que aún es considerada alternativa.

"Siempre estuve muy interesada en el ámbito de la investigación, de hecho, esto lo pude afianzar más cuando estudié un doctorado y tuve que realizar un trabajo sobre búfalas, asi que durante un tiempo estuve muy abocada a eso, además de realizar cursos. Pero también trataba de estar un poco más presente en la veterinaria que habíamos armado con una amiga", cuenta la profesional egresada de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE), quien además es docente de la carrera.

En 2020, tras haber rendido el doctorado, pudo empezar a estar más presente en el consultorio y sintió que era el momento de definir a qué área le interesaba enfocarse porque la atención clínica también era algo que la atraía. "En esa búsqueda, durante el aislamiento por la pandemia del Covid, comencé a encontrar muchas opciones de especializaciones y cursos virtuales, todo se hizo más accesible porque antes si querías hacer algún tipo de formación había que viajar a otras ciudades. Entonces empecé a estudiar algo sobre fitomedicina pero enfocado en humanos porque siempre tuve cierta inclinación a estas terapias", contó Belén.

Belén comenzó estudiando la aplicación de la fitoterapia en humanos.

Haber realizado esa formación, le dio más herramientas para cambiar la mirada sobre lo que implica el concepto de salud. Esto se afianzó en su búsqueda personal sobre la salud, en especial a la hora de comprender de que somos seres integrales en el que no sólo la alimentación juega un rol fundamental, "también es determinante el estilo de vida y esto también lo comencé a ver en los animales, cuando los atendía en la clínica. Entendí que podía prescribir un tratamiento convencional, alopática, pero si el tutor o la tutora no ayuda con la gestión de las emociones, tampoco va a haber respuestas o sanación", reflexionó.

Por otra parte, la veterinaria contó que todo este concepto y el uso de las plantas medicinales también lo traía muy arraigado porque se crió con esta práctica. "No nos olvidemos que nosotros, en esta región del país, contamos con una amplísima variedad de hierbas, pero además de los conocimientos ancestrales, así que todo eso fue convergiendo en mi necesidad de ponerlo en práctica también con los animales", dijo.

"Tenía la experiencia de saber que las hierbas pueden prevenir, aliviar y hasta a veces curar determinadas dolencias, no obstante, debe tenerse en cuenta que, al tratarse de una terapia alternativa, es integrativa. Es decir que cuando yo receto alguna tintura, no estoy desplazando la terapia convencional. Si estoy tratando a un paciente que atraviesa un proceso oncológico, no le voy a quitar la quimioterapia, pero sí puedo sumar plantas que ayuden a modular el sistema inmunitario, evitar que las células tumorales no se reproduzcan tanto", contextualizó.

WhatsApp Image 2022-05-20 at 5.09.17 PM (2)Belén también trabaja determinadas
patologías con aceite de cannabis.

En ese sentido, comentó que en muchas ocasiones algunos tutores le dicen: "Aplicale una inyección nomás". "Entonces mi respuesta siempre es primero vamos a hacer un diagonóstico, vamos a arrancar con una dieta de ser posible natural y alguna hierba. Además, me gusta hacer ese abordaje desde el concepto de la medicina preventiva y la mirada de la salud desde el punto de vista integral, es decir lo físico, lo emocional y lo mental, más allá de que estemos frente a animales, pero también me interesa transmitirles ese concepto a los tutores", contó.

Belén dijo también que le provocaba hasta cierta indignación el uso indiscriminado de antibióticos y corticoides en estos integrantes de la familia multiespecie, "considero que es lo más peligroso que hay tanto para ellos como también su uso en humanos", remarcó. En esa línea, consideró que no debe perderse de vista que muchas veces con el medicamento sólo se tapa el síntoma, "no se trabaja, no se aborda la raíz del problema. Pasa con los seres humanos que toman omeprazol por un dolor de estómago, pero no asumen o entienden que eso es causado por una gran carga de estrés al que está sometiendo a su cuerpo".

"A veces piden medicamentos que sólo tapan el síntoma y no aborda la causa".

Especialización y las prácticas

En 2021, Belén tuvo la oportunidad de realizar una especialidad en fitoterapia veterinaria "y ahí ya quedé realmente enamorada con esta posibilidad porque la duda siempre era cómo había que administrar, dosificar las gotas y demás, porque no tenemos que perder de vista que somos organismos diferentes porque las plantas son muy poderosas, pero también hay mucho sinergismo entre ellas, que las potencia o las anula", señaló.

Esto le permitió comenzar a prescribirlo a sus pacientes con mayor seguridad y por supuesto, mayor efectividad.

"En algunos casos, el proceso puede ser más engorroso pero los resultados son altamente efectivos y, para mejor, sin tener que inyectar o mandar algún tipo de medicamento convencional que siempre tiene activos químicos que pueden generar otros daños, más allá de que pueden generar un resultado más rápido", reflexionó.

La veterinaria contó también que cuando explica a los tutores la importancia de llevar adelante el tratamiento con compromiso y responsabilidad, a muchos les resulta tedioso, "pero busco que ellos comprendan que ese es el primer paso para el cuidado en general de la mascota, más allá de un determinado problema de salud", indicó.

WhatsApp Image 2022-05-20 at 5.48.21 PM (2)Belén prepara las tinturas madres
a partir de hierbas medicinales.

Por otra parte, Belén contó que en muchas ocasiones logró detectar que, si un tutor se encuentra cursando un determinado proceso de salud, el animal también presenta una patología relacionada. "Lo pude ver mucho durante la pandemia, por ejemplo, con algunas afecciones de piel o de obesidad, de obstrucción uretral que tiene como uno detonantes al estrés, muchos problemas urinarios en los felinos, entre tantos".    

En la actualidad, la veterinaria trabaja con tinturas madres y flores de Bach. En el caso de las primeras, ella realiza el proceso alquímico de prepararlos, a través de la extracción de los principios activos de las plantas, las cuales va combinando de acuerdo a las necesidades de cada caso particular. También produce pomadas para determinadas afecciones de piel y hasta champú.

Tinturas madres y flores de Bach, algunos de los remedios fitoterapeúticos utilizados por Belén.

¿Esto implico que armaras tu propio laboratorio?, fue la pregunta en este punto a lo que contestó con una gran sonrisa: "Sí, sí, poco a poco lo fui armando. Hoy es muy gracioso ver entrar a los tutores y ver que en los estantes primero hay plantas y que las medicinas convencionales están abajo. Otro tanto pasa con los colegas, ya que me gusta trabajar en forma integrada con el veterinario 'de cabecera', y muchas veces me preguntan con sorpresa '¿vas a mandarle yuyos?'. Pero afortunadamente cada vez lo toman con mayor naturalidad y hasta se informan. Otros, también ya se animan a decir que no creían que resultara, pero reconocen su efectividad".

 

Investigación y cuidados

Muchas de las hierbas utilizadas por Belén son importadas por una cuestión de investigación y rigor científico. "Esto también lo aplico con el aceite de cannabis que también lo utilizo para determinadas patologías. No se puede usar cualquiera, en especial si no contamos con la información pertinente. Tenemos que ser muy responsables en esto y no dejarnos llevar por el márketing", señaló.

En relación al uso de plantas de medicinales de la región comentó que, si bien es amplísima y muy rica, todavía la investigación es muy incipiente. "Siempre digo que se debe lograr el equilibrio entre el saber ancestral y el conocimiento probado sobre su eficacia. Hay muchas que son muy buenas para tantas patologías, pero todavía nos falta información sobre cómo administrarlas y esto, es fundamental y necesario", indicó.

Ante esta situación y a modo de reflexión final, Belén dijo que espera que cada vez más investigadores centren su labor en ellas porque son recursos disponibles con facilidad y que, sobre todo, no generan efectos secundarios en los pacientes.

Si querés contactar o conocer más sobre el trabajo de Belén, podés ingresar a su cuenta de Instagram: elcabureiveterinaria.


Si te gustó esta nota, ¡podés colaborar haciendo clic en la imagen!
Somos un medio autosustentable que cuenta historias y visibiliza acciones que promueven un cambio social. 

sii te gustó la nota

María del Carmen Ruiz Díaz

Periodista, comunicadora social.
Nacida en Saladas, provincia de Corrientes, Argentina.
Editora en Noticias Quintaesencia y Diario La República Digital.
Coordinadora de radio digital La R.
Co-fundadora de 1816 Consultora de Comunicación.

Te puede interesar