Hablemos de amor

COLUMNISTAS 30 de julio de 2022 Por Redacción Quintaesencia
in-love-4

Tona

Hola soy Tona Galvaliz, hoy quiero compartir con vos esta nota para la revista Quintaesencia.
El tema de hoy es: Hablemos de amor 

Amar es una necesidad fundamental, y también es una elección de vida. 

El amor es el fin último y el principio de la felicidad, es lo primordial en todos los seres humanos.

Habrás notado como "El amor" es el argumento favorito de las películas, de las canciones, el tema central en general de las conversaciones que se dan en las reuniones entre amigos, el contenido de muchas revistas, de notas de tv, marketing o ventas.

En esta nota también hoy será el tema central. 

Saber que todos necesitamos sentirnos amados y dar amor. 

 Gracias a esta energía poderosa nos sentimos motivados, entusiasmados e impulsados a gustar de la vida.  

Sin amor no vamos muriendo lentamente.

 Cuantas veces por el solo hecho de sabernos amados, más allá de las circunstancias desfavorables en que nos podamos encontrar, percibimos la sensación de que las cosas pueden ser mejores, de que no todo está perdido en nuestra vida y de pronto nace en lo más profundo de nuestra alma una voz, vos que nos dice ánimo, la vida continua no te rindas, hay algo más. 

El amor como valor es uno de los valores más importantes.

El amor es una fuerza que nos impulsa a hacer las cosas bien, pensar bien, sentir bien, actuar bien y esto nos conduce a conseguir una vida plena y en paz, con tranquilidad, con alegría, con bienestar. 

El amor verdadero es un sentimiento de afecto y compromiso genuino que una persona siente por otra. 

Y, enamorarse es uno de los acontecimientos más importantes que nos ocurre como personas. 

¿Alguna vez sentiste una experiencia de amor? 

Por ejemplo, una fuerte tendencia o atracción química y energética basada en la elección de algo que se sitúa en primer plano y que te hace desear su compañía y su bien, llenando tu existencia, como una embriaguez emocional, una sensación de perder la noción del tiempo, donde el tiempo interior no coincide con el exterior y de que estás flotando, hay liviandad y alegría, como que la vida gira o que se mueve oscilante, un bamboleo de ir y venir delicioso y gratificante...

¡Felicidades, es el amor que está naciendo!

A través del enamoramiento se produce un encuentro de almas, inolvidable. 

Enamorarse es la más linda loca “enfermedad” de todos los tiempos. 

Nunca pasó de moda y esta forma sublime de amar es dada por un encuentro entre dos personas que se atraen magnéticamente, se desean y proyectan compartir juntos su vida, para paso a paso atravesar sucesivas etapas y concretar la visión anhelada por ambos.  

Enamorarse tiene síntomas propios, y te comparto algunos. 

1-      Trastorno de la atención: Dificultad para focalizar de manera fija y concreta, porque la cabeza y el corazón van y vienen una y otra vez hacia esa persona con una sensación de sentirse absorbido y encantado al mismo tiempo.

2-     Cristalización: Mirar con cristales rosados, atribuyendo a la persona amada todo un conjunto de cosas buenas, positivas, nobles que pueden existir en el planeta. ¡No existe otra persona igual, es única/o Es una especie de encantamiento mágico.

3-     Entusiasmo: Sentir exaltación, alegría desmedida, pasión, afectividad exultante por esa persona.

4-     Admiración: Quedarse asombrado, fascinado, sorprendido gratamente, por la personalidad, por la simpatía, por alguna cualidad o atributo físico, mental, espiritual o habilidad, destreza personal. Esta admiración se manifiesta por un gran sentimiento de estima extraordinaria por esa persona.

5-     Búsqueda: Surge un intenso deseo y tendencia a estar con la persona a quien se empieza a amar. 

Necesidad de compartir los grandes y pequeños instantes de la vida, de estar junto a, comunicarse con, hablar de y con. 

Es una necesidad de comunicación que da alegría, humaniza y transforma.

Fuego que no se propaga se apaga. 

Al amor hay que construirlo y alimentarlo diariamente, atendiendo las necesidades mutuas. 

Pero no es posible dar al otro lo que no se tiene para sí, por eso darse para dar, atenderse para atender, cuidarse para cuidar, amarse para amar. 

No sirve eso de buscar la media naranja ¡se una naranja entera, caminando junto a otra! 

Para ir cerrando no es posible amar lo que no se conoce. Conócete y ámate para conocer y amar cada día más.

 ¡Sigamos juntos en esto, te mando un beso inmenso y hasta la próxima!  

 

La columnista es terapeuta y especialista en: Biodecodificación – Coaching Sistémico – Counselor -LogoTerapeuta- Análisis Existencial-Programación Neuro Lingüística PNL- Speaker. 
Instagram: @TonaGalvaliz; Linkedin: María Antonia Galvaliz; Facebook: María Antonia Galvaliz.


Si te gustó esta columna, ¡podés colaborar haciendo clic en la imagen!
Somos un medio autosustentable que cuenta historias y visibiliza acciones que promueven un cambio social. 

si te gustó la columna

Redacción Quintaesencia

Somos una revista digital que publica notas de calidad con calidez.
Para saber más de nosotras, buscá la sección NUESTRO PROPOSITO.

Te puede interesar