Cuando fortalecer el sistema inmune es urgente e imprescindible

gaby

En tiempos en que el aislamiento social es una de las principales medidas para evitar la propagación del Covid 19, más conocido como Coronavirus, Quintaesencia comparte una entrevista realizada a la licenciada en Nutrición, Gabriela Fank, en la que pone foco en otra de las principales medidas de prevención de cualquier enfermedad: la alimentación. 

La especialista señala que: “Debemos tener presente que el 70% de nuestro sistema inmune reside en nuestro intestino, que es donde está la macrobiota y donde residen ‘las bacterias del bien’ que son benéficas porque luchan contra bacterias patógenas que pueden provocar enfermedades y, por lo tanto, ayudan a mantener las defensas en buen estado”. 

“Entonces lo que tengo que hacer es cuidar esas bacterias para que crezcan más y desempeñar bien sus funciones, para lo cual tengo que darle combustible de buena calidad. Pero, además, debo tratar de alcalinizar el medio interno y evitar consumir aquellos alimentos que nos acidifiquen y consumir más los que lo alcalinicen”, puntualiza Gabriela.

Alcalinizar el medio interno es fundamental para prevenir las enfermedades.

La lista de los alimentos que alcalinizan el cuerpo, se encuentran los vegetales, cítricos que provocan una reacción alcalina, además de aportar vitamina C. También se encuentran esta nómina, las legumbres, semillas, alimentos integrales y encurtidos como los pikles. 

“Tenemos que disminuir alimentos que acidifican el organismo como por ejemplo, aquellos de origen animal, es decir carne, lácteos, alimentos ultraprocesados o todos aquellos que estén elaborados con azúcar y harinas refinadas. Porque estos, además de acidificar el cuerpo, también dañan la macrobiota intestinal, lo que a su vez provoca que estemos más propenso a las enfermedades como las autoinmunes, entre tantas otras”, remarca la nutricionista.

Además de aumentar el consumo de frutas y vegetales, Gabriela recomienda consumir cúrcuma, jengibre, limón, ajo, los cuales también tienen propiedades antibióticas y antiinflamatorias. “Por ejemplo el jengibre, posee propiedades inhibitorias por ser astringente de vías aéreas, entonces cuando tengo alguna afección respiratoria, me ayuda a aliviar más rápido”, agrega.

“Así, se previenen todas las enfermedades porque tengo el sistema inmune, es decir las barreras del cuerpo, para que no nos ataquen y no nos enfermemos”, concluye la profesional. 

Así, queda en evidencia que el aforismo de Hipócrates, padre de la Medicina: “Que tu alimento sea tu medicina y tu medicina sea tu alimento”, posee vigencia en pleno siglo XXI.

 

¿Querés recibir nuestras noticias?