Marvilán, una mujer en proceso continuo de crecimiento

Marvvi
Marvilán, una de las terapeutas que pudo trascender fronteras gracias a las redes.

Hace un año exactamente, Quintaesencia publicó una entrevista a la terapeuta en medicina cuántica y licenciada en Química, Marvilán Guevara, una mujer que después de haber atravesado un difícil proceso de salud -que duró varios años-, logró revertirlo y sanar. Pero que, en paralelo a su propio camino de autosanación, comenzó a compartir el camino recorrido en el que la meditación y las afirmaciones, entre otras terapias alternativas, jugaron un rol fundamental.

En estos 365 días que han transcurrido, pasaron muchas cosas en la vida de esta venezolana que hace un par de años vive en España. Otro tanto sucedió con esa publicación titulada Marvilán, la química que reprogramó su mente para sanarse y compartir su saber, ya que, según las estadísticas de la web, fue una de las cinco más leídas durante todas las semanas.

Por ello, decidimos volver a charlar con ella para saber cuáles son los proyectos en los que está trabajando, como también cómo se fue consolidando su trabajo terapéutico en este tiempo.

Como en aquella oportunidad, la entrevista la realizamos vía Zoom, y también como en esa oportunidad, los minutos vuelan porque el diálogo transcurre de una forma muy amena.

-Marvi, para muchas personas intentar volver a la “normalidad”, fue muy complicado, ¿cómo se dio ese proceso en vos y para la labor que desarrollás?

-Bueno, sin dudas podría decir que este último año para mí trajo muchos desafíos porque tuve que empezar a trabajar ya como una terapeuta internacional. Para mí esto significó algo así como un “tirarme a la pileta” y para ello, tuve que empezar a trabar en forma más organizada todo lo que significan las redes sociales, para lo que tuve que empezar a trabajar con profesionales en el ámbito de la comunicación y las redes sociales. En cierta medida, implicó meterme de lleno en un mundo que tiene sus propios códigos.

La entrevista con Marvi transcurre en pleno mediodía español y primeras horas de Argentina, un tiempo que logró apartar para entre sus múltiples tareas como terapeuta, esposa y madre. “A esto, tuve que sumarle el hecho de empezar a construir un perfil como empresa, no ya alguien que en forma eventual hace una terapia o realiza un acompañamiento a los consultantes”, señaló. En esa línea, comentó que, ante el nuevo desafío de armar una marca, en forma paulatina “fueron apareciendo angelitos, quienes fueron guiándome y ayudándome a comprender lo que implicaba el tener que verme desde esa perspectiva”.

“Si bien yo no tenía ese conocimiento y agradezco a esas personas que me llevaron a entenderlo, tuve que realizar un proceso, un trabajo interior. Y eso se debió a que yo todavía estaba con los programas de la terapeuta, la que sólo estaba ayudando. Si bien tenía claro que contaba con mis conocimientos, pero tenía una sensación de estar en relación de dependencia. Pero llegó un punto en que me dije: ‘Listo, tengo plena conciencia de que lanzo al mundo como una emprendedora independiente. Esto implicó tener que ser consciente de que se abrían un abanico de posibilidades porque, además de terapia, también comencé a delinear talleres - presenciales y online-, en los que empiezo a compartir el método terapéutico que fui creando en este tiempo”, puntualizó.

marviMarvi, la terapeuta cuántica que ya acompañó a cientos de
personas en realizar cambios radicales en su vida.

-¿Y cómo parte de este proceso es que decidiste ponerle tu nombre a este emprendimiento y a tu método de trabajo?

-Eso fue como parte del trabajo con mi community manager, que fue una de las personas fundamentale de este proceso. Ella me preguntó: "Bueno, qué nombre le ponemos a todo esto", y yo empecé a pensar y a decirle algunos nombres y ella me decía que no le parecía buena idea porque todo lo que yo logré condensar en mi método es el resultado de un camino personal, de una búsqueda, de leer muchos libros, de indagar, de asistir a cursos y demás. No nos olvidemos que cuando yo atravesé mi proceso de salud, no había tanta información disponible como ahora. Todo este camino también me llevó a revalorizar y darle otro lugar a mi proceso.

-Además de contar con personas que te asesoraron en este nuevo camino, ¿tuviste que buscar algún otro tipo de ayuda o asistencia de otros terapeutas?

-Sí, sí. También fui comprendiendo de que formar una especie de red con otros terapeutas y médicos. Por ejemplo, comencé a realizar algunas interconsultas o recomendaciones con especialistas de un centro de medicina integrativa en Barcelona, porque cuando trabajamos la parte emocional que involucra muchísimas partes del cuerpo, porque sabemos que cómo pensamos a niveles del cerebro y cómo emite esa información a niveles de la bioquímica y, luego esto influye en la la energía. Esa es una parte de mi trabajo, es decir ayudar a las personas a trabajar con esos programas que repercuten en el cuerpo, haciendo los cambios de energía. Pero algunas personas se desesperan porque tienen de base otros programas que, a su vez, se manifiestan a través de algún síntoma, como por ejemplo si están muy inflamado o con mucho dolor, aunque están poniendo de su voluntad en hacer determinados ejercicios o meditaciones, hay algo que los pone en alerta. Ante estas situaciones, es cuando necesito esa ayuda. No obstante, siempre les digo que para mí es recomendable recurrir a terapias naturistas porque pueden aportar más y mejor a nuestro cuerpo y a nuestro ser, pero no quita de que cuando sólo contamos como único recurso a la medicina alopática, no recurramos a ella. 

-Y en esta nueva etapa, ¿cuáles son los proyectos en los que estás trabajando?

-Bueno, ahora que ya me siento con más conocimiento y herramientas tecnológicas, como también un poco más de ayuda, estoy empezando a organizar algunos talleres. El primero de ellos está planificado para el próximo mes. Será de tres horas y en principio online. Por otro lado, también estoy planificando otro presencial aquí en España, en un lugar en el que estaremos conectados 100% a la naturaleza. Está pensado para desarrollarlo en este contexto porque sabemos que una de las mejores maneras que tenemos para desconectar a esas personas del ambiente en el que están viviendo.

Ya sabemos cómo trabaja el cuerpo y está demostrado a través de la epigenética, que cuando las personas van a un ambiente diferente y se conectan con una energía mucho más elevada como la de la naturaleza, se logra desconexión a sus problemas y están más receptivos a recibir información e incorporarlas a su vida, como por ejemplo, la meditación, cómo trabajar la energía. Además se logra un mayor enfoque y hasta confiana en el proceso porque tienen al lado a la terapeuta que los va guiando y acompañanado.

Marvi nos contó también que -junto a otros terapeutas- está poniendo a punto otro proyecto que se llama Pura Magia, "estamos bastante avanzados pero nos resta hacer algunos ajustes para hacer el lanzamiento y ponerlo en línea. Se trata de una plataforma en la que las personas podrán tener acceso a distintos cursos y talleres.Mar

-En este último año, creció mucho el canal de Youtube de Marvilán como también en las otras redes sociales, ¿qué significó eso para vos?

-También fue un gran aliciente al momento de decidir en dar el paso de empezar a pensar en un emprendimiento. Pude entender en que había llegado el momento de empezar a pensar en grande. Asi que sí, fue determinante para mí ver cómo iba creciendo esa comunidad. Para mí tiene ese valor porque siempre se produce una interacción muy bonita con las personas que dejan sus comentarios, los cuales respondo siempre que puedo. Y para mí, Youtube fue fundamental para hacer llegar mis meditaciones y mi propuesta de sanación cuántica hasta que bueno, la plataforma empezó a sancionarme y a restringir algunos videos. Esto también generó ciertos contratiempos que los fuimos resolviendo con otras plataformas pero para mí, lo más valioso fue que la comunidad estuvo atenta a todo este movimiento y me decían: "¿Qué hacemos Marvi, a dónde vamos?". Lo cierto es que todo esto derivó en la apertura de un nuevo canal que se llama Meditando con Marvilán, que también fue creciendo en forma acelerada gracias a esa comunidad también. 

Para la terapeuta el acompañamiento y el testimonio de esas personas son fundamentales porque en cierta medida certifican que sus propuestas, sus meditaciones, realizadas a conciencia y con disciplina, tienen resultados. "Me ha pasado que muchos de ellos, por ejemplo, se han contactado conmigo para hacer terapias personalizada, otros sencillamente para pedirme consejos o para agradecerme. Pero muchos otros, sencillamente dejaban testimonio de los cambios que fueron logrando y esto tiene mucho valor para mí", contó.

Sin darnos cuenta, pasaron más de 30 minutos en los que Marvi -una vez más- compartió con nosotras parte de su recorrido, algunos testimonios que podrían parecer increíbles pero que sólo ratifican que la intención mueve la energía, esa que nos constituye como seres humanos.

Podés seguir a Marvi en sus dos canales de Youtube: Meditando con Marvilán y Marvilán.


Si te gustó esta nota, ¡podés colaborar haciendo clic en la imagen!
Somos un medio autosustentable que cuenta historias y visibiliza acciones que promueven un cambio social. 

sii te gustó la nota

María del Carmen Ruiz Díaz

Periodista, comunicadora social.
Nacida en Saladas, provincia de Corrientes, Argentina.
Editora en Noticias Quintaesencia y Diario La República Digital.
Coordinadora de radio digital La R.
Co-fundadora de 1816 Consultora de Comunicación.

Te puede interesar

¿Querés recibir nuestras noticias?

Te puede interesar