Descodificación odontológica: Sanar nuestra historia a través de los dientes

GENERAL 08 de octubre de 2022 Por Josefina Echezárraga
158aa708-9b4a-4727-ab38-fb9f516b4b4c

Glenda Lencina Francescone es odontóloga de profesión pero, a través de las terapias holísticas encontró herramientas para poder ayudar a sanar a otras personas. Es correntina, sonríe mucho y logra encontrar palabras para explicar de, manera simple, el método que ella misma diseñó tras casi dos décadas de estudios, capacitaciones y aprendizajes. Su formación comenzó en la Facultad de Odontología de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE), para luego continuar con el estudio de la bioneuroemoción en el instituto de Enric Corbera y, más adelante con descodificación dental de la mano de Cristian Beyer. Todo este recorrido, le permitió comprender que los dientes constituyen una llave para sanar de manera integral. 

Quintaesencia entrevistó a esta terapeuta y buscadora constante que entendió que un dolor o una enfermedad, son maestros que nos dan la oportunidad de cambiar nuestra vida. 

¿Cuántos miedos se despiertan al momento de entrar al consultorio odontológico? ¿Quién no sintió alguna vez un dolor insoportable en los dientes? Estas son algunas de las preguntas que vienen a la mente cuando uno piensa en los odontólogos. Pero Glenda es distinta, nos cuenta que si bien hace bastante tiempo colgó la chaquetilla, fue la odontología y sus pacientes quienes la llevaron a entender que detrás de cada dolor, de cada diente, de cada conducto rebelde, había algo más. 

“Siempre fuí un poco la oveja negra. En la facultad me pasaba que cuando miraba algo que parecía que era exacto, siempre podía encontrar que había algo que no me cuadraba. Por ejemplo, ¿cómo podía ser que una persona que se cuidara en las comidas y en la higiene bucal, podía tener problemas de esmaltes o de pérdidas de piezas dentales, igual que una persona que no los cuidaba? Siempre vi que, dentro de la ciencia, había cosas que no encajaban, sabía que había algo más”, cuenta para contextualizar el inicio de su búsqueda. 

Tras recibirse en la UNNE en el 2005, comenzó a atender en consultorios. “Para mí, siempre fue importante empatizar con los pacientes, entender sus miedos, siempre traté de buscar formas cercanas de atender, eso fue desde el principio. Luego comencé a entender que cada diente cuenta una historia de la persona, también, la lengua, las encías, el paladar, todo. Con las herramientas que fui adquiriendo, todo eso tomó forma, pude comprender que lo que yo sentía, tenía evidencia científica, en el mundo ya se estaba hablando del tema y poco a poco me fui metiendo, empecé a entender que para sanar primero hay que comprender nuestra historia, hay que tomarla”, asegura. 

Durante la entrevista, Glenda nos cuenta los pormenores de sus estudios, vastos caminos recorridos que la llevaron desde la decodificación, la descodificación dental, a las canalizaciones, las terapias de armonización y un conjunto enorme de herramientas que logro sintetizar en el método que patentó como Descodificación Odontológica®. “La descodificación odontológica es una terapia holística entendida como: devolver salud física, mental, emocional, energética y espiritual, que ayuda al despertar de conciencia- trabajando todos los cuerpos de la persona para devolver la salud bucodental”, explica la especialista y destaca: “Hay algo que produjo el síntoma, sí solo nos quedamos en el síntoma y no miramos que hay detrás, nos estamos perdiendo la posibilidad de entender el mensaje, de comprender que nos viene a mostrar, por eso siempre digo que esta mirada, obliga a la persona a trabajar, a tomar su proceso de sanación como propio, es integral, pero por sobre todo, es profundamente sanador, es un cambio de vida”. 

-¿Cómo son las sesiones? 

-El consultante llega con un motivo de consulta, que puede estar relacionado con los dientes o no, por ejemplo, puede ser que alguien venga porque rechaza un implante, allí se trabaja lo que está detrás del conflicto, ¿qué hace que esa persona rechace ese implante una y otra vez? Entonces buscamos la causa, emocional o transgeneracional, que detona la situación. Lo que hacemos es sanar el conflicto que viene a mostrar y, casi te diría por añadidura, esa persona deja de rechazar el implante. 

También tengo consultantes que vienen por ejemplo por problemas de pareja, conflictos con hijos o por no poder quedar embarazadas. Entonces vos me decís ¿qué tiene que ver el no poder quedar embarazada con los dientes? Y yo te digo toda la información de una persona está guardada en la boca, allí se puede ver todo, por eso siempre pido que vengan con una radiografía panorámica, el árbol genealógico en lo posible y el motivo de consulta, previo al encuentro con la persona lo que hago es canalizar información, por eso es que digo que utilizo terapias complementarias. 

-¿Qué reacciones se generan por parte del consultante? 

-¡Uff! De todo. Comprender que un dolor o un conflicto bucal, viene a pedirnos que sanemos conflictos no mirados de nuestros ancestros, solo por darte un ejemplo, hace que se comprenda esto que te decía antes, se cambia el foco de la mirada, la persona comprende que hay algo mucho más grande, que se va a ordenar, que se va a sanar, comprende que no solo somos este cuerpo físico que vemos, sino que estamos impactados por información, por emociones y por energías. 

-Entonces, ¿podemos decir que los dientes hablan?

-¡Si! Todo el tiempo pero no solo los dientes, sino toda la cavidad bucal. Para que las personas se hagan una idea, la corana nos muestra los conflictos actuales, mientras que la raíz, nos dan la información de nuestras memorias ancestrales. A eso se suma que sabemos que el lado derecho es nuestra energía masculina y el izquierdo nuestra energía femenina. 

-¿Las personas están más abiertas a ser partícipes de su sanación? 

-Si, exacto. Yo comencé a trabajar en el 2015, pero desde el 2020 para acá, las personas entendieron que el camino era mirar hacia adentro, un salto cuántico en ese sentido. Podría decir que muchos comenzaron un fuerte despertar de conciencia por medio del cual, comprendieron la importancia de parar, escuchar el cuerpo. Se produjo un cambio de mirada, una gran apertura. Eso hizo que hoy cuando le digo a quienes llegan a mi espacio, yo te doy las herramientas pero la sanación depende de vos, ya no se sorprenden. Claro que para algunos más que para otros el desafío es grande, pero por eso brindo herramientas de armonización que le permiten a la persona hacer su proceso, comprender que no hay sanaciones mágicas, acá no hay un me tomo una pastillita y listo. Acá el proceso incluye una fuerte movilización, pero el cambio es tan drástico, que los primeros resultados se ven al poco tiempo, pero en todos los ámbitos, no solo ya no les duele un diente, sino que han mejorado su relación con sus hijos u otras situaciones. 

-¿Y tus colegas que dicen? 

-Una no suele ser "profeta en su tierra", dice el dicho. Hay muchas colegas que se capacitan conmigo, para atender con una mirada holística, buscan herramientas para comprender al paciente, eso es hermoso, porque si bien no se dedican de lleno, pueden comprender que emociones o situaciones atraviesan a una persona. No se trata solo de un paciente con caries recurrentes o con implantes que se caen, hay un ser humano, con una historia que se está manifestando y adquirir herramientas para poder acompañar esos procesos hace que sus pacientes tengan mejores resultados. 

Por otro lado, dicto una formación que es para odontólogos, pero también para personas que se quieran formar en la temática de la descondificación dental. 

-¿Qué guarda la boca? 

-Todo. Así de simple, guarda dolores, de esta vida y de vidas pasadas, guarda miedos, guarda pérdidas, pero también guarda alegrías, es una puerta para la salud integral. No hace falta tener como detonante un dolor o una situación relacionada a la salud bucal, entender que allí está toda nuestra historia es maravilloso. Es por eso que las sesiones suelen ser movilizadoras. 

También hay un principio y es que cada persona que llega a la consulta está lista para sanar, para hacer el proceso, para iniciar su camino de despertar. Le podemos decir como querramos, pero a fin de cuentas, volvemos a lo que te decía al inicio, estar listos para cambiar tu vida, romper estructuras y comprender que nada de lo que nos pasa es malo, sino son los peldaños necesarios. 

La charla con Glenda, nos reafirma en la certeza de que todo aquello que está listo para ser conocido, simplemente llega a cada persona que lo necesita. Ella, como tantas otras personas, es puente. Dedicada y decidida, Glenda regala una sonrisa, que expresa no solo con los labios, sino con todo su rostro y su sonrisa inspira la última pregunta. 

-Quién sana, ¿sonríe más? 

Risas. -Sí, pero es algo que va mucho más allá de lo estético, es una sonrisa que viene de adentro, que expresa la felicidad de haber logrado una conexión con uno mismo, una sonrisa que es sincera que refleja la alegría que está dentro de cada persona, que atraviesa el proceso y logra cambios profundos. 

Para conocer más sobre su trabajo seguila en sus redes sociales: @almauniversal7; @Descodificación Odontológica ®


Si te gustó esta nota, ¡podés colaborar haciendo clic en la imagen!
Somos un medio autosustentable que cuenta historias y visibiliza acciones que promueven un cambio social. 

sii te gustó la nota

Josefina Echezárraga

Periodista. Nacida en Puerto Rico Misiones, editora en Noticias Quintaesencia. Asesora de Imagen, creadora de la marca Josefina Loto Azul, imagen consciente. Cofundadora de 1816 consultora en comunicación.

Te puede interesar

¿Querés recibir nuestras noticias?

Te puede interesar