Conversatorio sobre Uso de distintas plataformas para Emprendedores

Emprendiendo 01 de abril de 2020 Por Redacción Quintaesencia



Loto Azul junto a Noticias Quintaesencia organizaron un conversatorio titulado “Uso de distintas plataformas para Emprendedores”. La actividad se realizó bajo la premisa de que el aislamiento social preventivo decretado por el Gobierno argentino ante la pandemia del Covid-19, puede significar una oportunidad para subirnos a cambios de paradigmas en las formas de comunicarnos, como también las ventas. 

Para ello, convocaron a Elina López, community manager, quien detalló las herramientas a las que pueden recurrir los emprendedores estos momentos. Esta emprendedora y asesora en el uso de las redes sociales comentó que en estos tiempos no se recomienda atosigar al cliente a través de distintas plataformas, “hay que tener cuidado con la difusión y demás porque, por ejemplo, whatsapp te bloquea la cuenta, pero sí, es muy útil más aún si el número de teléfono ya está posicionado. Por otra parte, antes de aprender a utilizar programas de diseño, es necesario saber utilizar todas las herramientas que brinda Instagram, que además potencian mucho más la vista”.

López además indicó que uno de los canales más importantes son las historias de esta plataforma, al igual que canal Igtv y la posibilidad de realizar transmisiones en vivo. “No obstante, en este momento todos estamos muy saturados con los vivos porque, todos están utilizando esta herramienta. Entonces, se debe producir vídeo con temas originales, es decir, con contenido”. 

Recomendó además tener cuidado al subir una publicación al feed o al muro de Facebook. “Nuestra premisa tiene que ser subir contenido que realmente le deje algo al cliente, ahora más que nunca hay que ponerse en el lugar del cliente y pensar en que están buscando y ver como nosotros nos adaptamos y vendemos nuestros productos, mediante las estrategias que tenemos para ello debemos adaptarnos, buscando qué mostrar en las redes”, remarcó. 

La community manager además dijo que es momento de mostrar más humanidad, “porque no hay contacto con el cliente más que el virtual, entonces hay que mostrar caras, mostrar a los empleados, los cuidados que se tienen a la hora de enviar al enviar los productos a la gente para para transmitir tranquilidad. También es importante saber que, si tu empresa no tiene cómo vender ahora, porque es un servicio que se lleva a cabo únicamente físico, este es el momento para reforzar la alianza con tu comunidad”.

Como propuesta dijo que, a través de los videos, también se les puede dejar tips “o temas de interés para el cliente, eso implica que tiene que haber una planificación y una logística pensada porque también estás vendiendo la imagen de tu empresa”. 

“Cuando esta situación excepcional que estamos viviendo pase, vamos a volver a tener una vida distinta a la que teníamos, pero todos los canales de ventas que hagamos en este momento van a quedar activos para más adelante”, dijo a modo de recomendación. 

Recomiendan contar con sistemas digitales de cobro por los productos y servicios. 

También hizo hincapié en la necesidad de digitalizar los sistemas de pago de las ventas, como por ejemplo Mercado Pago “y pensar que si nunca hicieron envíos y nunca vendía y nunca cobraron online, este es el momento de hacerlo porque lo simplifica. Sin dudas, es una oportunidad para repensar un montón de cosas y adoptar decisiones en consecuencia”.

Por su parte, María José Lencinas Artigas, profesora de inglés y socia fundadora del Instituto Tmec, comentó sobre la experiencia de transición que viene realizando desde hace un par de años en el proceso de enseñanza-aprendizaje en forma virtual de idiomas.  

“Nuestro Instituto brindaba clases presenciales, pero desde 2015, comenzamos a ofrecer un servicio online en todo el país, y la verdad es que fue una transición paulatina que no tenía la convocatoria que tiene hoy, pero, que en el transcurrir de estos seis años, se fue incrementando ya que comenzamos a atender a alumnos de Usuahia, Posadas, Formosa, Chaco y lo fuimos logrando con publicidades. Además de ir mostrando y comunicándolo a la gente de Corrientes, para que se empiece a interesar por el servicio y bueno ahora lo tenemos también internacionalista y con clases en Portugal, en Brasil y en un futuro próximo, con Estados Unidos”. 

En cuanto a las potencialidades que posee Corrientes a la hora de ofrecer servicios online, María José dijo que “aún cuenta con un gran nicho por ser explotado pero, por otro lado, aún resta aprender a brindar servicios serios y responsables, debemos ser impecables desde el trabajo en las redes, porque hablan de la seriedad de lo que se está ofreciendo y no hacerlo sin pensarlo, porque no debemos perder de vista que estamos comunicando y para ello, es necesario mostrar el corazón de lo que vos hacés”.

En esa línea, indicó que “los servicios de enseñanza deben realizar un trabajo realmente a conciencia, porque enseñanza online no significa mandar 30 PDF, sólo enviando contenidos sin explicar al alumno está que, en este momento, por ejemplo, está es un estrés biológico natural por la situación que estamos viviendo, entonces no es una condición óptima para aprender. Es necesario ayudarlo y que el contenido que se transmita, sea de calidad”. 

“Un 70% de la comunidad de nuestros alumnos tomaba clases presenciales y el 30% lo hacía en forma online pero obviamente en estas circunstancias, tenemos el 100% de los alumnos tomando online y para algunos alumnos, esta situación es abrumadora”, indicó. 

fotis
La docente valoró el potencial de Corrientes porque tiene una oferta académica impresionante “y eso se debe al mérito de mucha gente que vive acá, pero es necesario reforzar el profesionalismo, tener el cuidado necesario y responsable ante cada acción, no dejar todo librado al azar. Porque además todo lo que hagas en línea, te expone trescientas veces más de lo que puede llegar a exponerte presencialmente”.

Por ello, indicó, es necesario tomar todos los recaudos necesarios a la hora de sacar una foto, la cual debe ser de calidad, para lo cual seguramente se deba recurrir a un fotógrafo profesional, como también contratar a un community manager o de un diseñador para que nos construya una página web. “Porque debemos ponernos en el papel de decir estoy representando y estoy vendiendo con mi cara, con mi presencia, una marca. Entonces cuando realmente cuando comprendemos esto, se hace carne realmente, todo lo otro fluye”, remarcó. 

En el final de su intervención, la docente de inglés contó que se siente “muy orgullosa del trabajo que estamos haciendo en Tmec, pero además me alegra enormemente, aunque parezca totalmente paradójico, que este virus haya logrado que los emprendedores, las empresas y las pymes empiecen a trabajar con la seriedad y el compromiso que corresponde”, concluyó María José. 

A su turno, la coach ontológica Verónica Echezárraga, brindó un pantallazo sobre desde qué lugar queremos emprender ese cambio y de qué manera podemos llevarlo a cabo. “Desde la ontología del lenguaje se dice que los seres humanos vivimos en transparencia, es decir vivimos en automático porque si no fuera así, viviríamos en un constante estrés si, por ejemplo, tengo que estar pendiente de cuántos árboles hay de acá hasta mi trabajo o cuántas veces me cepillé los dientes, pero al contar con el recurso de la transparencia, en automático. Por ello, creo que el coronavirus hoy, tiene el significado de un bache que surge en forma imprevista en mi camino y que me saca de esa transparencia”.

"Esta es una oportunidad para elegir quiénes queremos ser
durante la cuarentena y también después".

La coach dijo que, ante esta situación, “tengo que aceptar lo que está pasando y a partir de ahí empezar a diseñar cómo estructuro mi realidad, cuáles son las herramientas con las que cuento para diseñar para llegar a un determinado objetivo”.

Por otra parte, remarcó que es una oportunidad para elegir quiénes queremos ser en esta cuarentena y eso es lo que va a definir el ser que vamos a hacer cuando termine. “Yo voy a decidir ante este quiebre que significa el coronavirus, porque nos podemos quedar en un lugar en el que echamos culpas al Gobierno, a los políticos. O adoptar otra postura que nos lleve a ver que tenemos muchas herramientas que podemos utilizar para generar nuevas oportunidades, pero antes tenemos que elegir qué ser queremos ser. Es tan poderoso darnos cuenta que hoy, aquí ya hora, estamos en el momento de decidir si queremos fracasar o queremos salir adelante o, incluso ampliar nuestras posibilidades”, señaló.

“Entonces les quiero dejar como una gran pregunta para hacernos, quién quiero ser hoy frente a esto que está pasando que es inevitable y a la manera en que en la que tenía de trabajar pero que hoy ya no funciona, y de acá en más, quiénes queremos ser”, concluyó Verónica.

Maia Arzuaga, por su parte, contó su experiencia sobre el uso de plataformas digitales en consultas terapeúticas. A fin de contextualizar, Maia comentó que se dedica a la gestión de recursos humanos y la empresa para la que trabaja, hace un par de años le propuo mudarse a la ciudad de Córdoba para realizar allí las mismas tareas que desarrollaba en Corrientes. “En ese momento, la propuesta era muy alentadora a nivel profesional, tenía 27 años, y para mí significó un gran desafío. Cuando eso pasó, ya hacía tres años que tenía sesiones con el psicólogo Rodrigo Sánchez más conocido como Gagán, con quien, ante esta situación, tuve que trabajar muchos desapegos. Lo primero que me dijo es los cambios llegan a las personas que están preparadas para recibirlo y para mí fueron palabras claves porque me ayudaron a tomar la decisión de irme sola, a un lugar muy grande y con una responsabilidad enorme”. 

“Lo primero que le dije fue, 'no quiero dejar la terapia'. Y él me dijo, ‘yo no tengo problemas’ y me ayudó a generar ese espacio y esa confianza, que un verdadero profesional lo puede hacer, más aún cuando la terapia se realiza con la mediación de una pantalla. Con el tiempo, me comentó que para él llevar sesiones bajo esta modalidad, requería una preparación mucho mayor porque debía aportar una energía extra para poder acompañar desde su lugar, las emociones que se generan del otro lado. Porque claro está, no la podés vivir de la misma manera, porque por ahí me largaba a llorar, por ejemplo, y él no me podía alcanzar un pañuelo", recordó. 

Pero fue un gran aprendizaje para los dos, sin dudas. Hoy en día sigo teniendo terapia con él, a veces en forma online y sigue siendo con la misma responsabilidad y profesionalismo", puntualizó.

El Covid-19 "nos aporta una oportunidad de reinventarnos
sin tener miedo a la nuevas tecnologías".

Maia además consideró ya desde una perspectiva de su propia formación, que la pandemia también aporta la oportunidad de “reinventarnos como seres humanos, porque la diferencia se da en la entrega vamos a dar del otro lado porque el otro lado, siempre hay personas a las que tratar con respeto de ante mano, además del compromiso y responsabilidad a la hora de brindar un servicio".

Para ella, el coronavirus nos puede invitar a animarnos a desandar otros caminos y realizar nuevos desafíos, “y a confiar en uno mismo, a mirarse desde otro lugar. Por eso quiero terminar mi intervención con tres palabras: agilidad, porque creo que como seres humanos vamos a tener que desarrollar muchas habilidades, pero una de esas la agilidad; resiliencia, que está muy nombrada porque es la capacidad de florecer-nos ante la adversidad y crisis, porque cada una de las que nos toca atravesar, cuando la pasamos, ya no volvemos a hacer los mismos. Entonces, es la capacidad de agilizar lo que nos va a permitir también a nosotros adaptarnos porque la hora se viene y contra la ola nadie puede entonces la capacidad de pararnos y saber surfear la ola, va a depender mucho de las habilidades que nosotros desarrollemos en este tiempo”.

Como conclusión del conversatorio, quedó el concepto que no se debe temer a las nuevas tecnologías porque es la ola que se viene - o que ya está instalada- pero, además no perder de vista que, de este lado de una pantalla, y del otro lado, siempre hay seres humanos que como tales deben ser tratados para “florecer-nos”, como señaló Maia. 

¿Querés recibir nuestras noticias?