Litoralennon, con aires de acá, pero los temas del autor de Imagina

En/Cultura 01 de abril de 2020 Por Marina Coronel (Colaboración)
litoralennon

El cancionero tradicional de la región litoraleña es, sin dudas, profundo y profuso; un río donde abrevan historias de pescadores, calles bajo cielos de azul divino, gauchos melancólicos y guainas perfumadas de azahares.  Sus ritmos han recibido herencias indígenas, europeas y hasta africanas. El secreto de su supervivencia y evolución consiste, precisamente, en conjugar estos elementos de forma armónica, original. 

Con el correr de sus exponentes, esta música expandió los límites identitarios. Ahora es patrimonio de una cultura vasta, curiosa y globalizada. En este escenario de rupturas hasta con el mismo concepto de postmodernidad, irrumpe el álbum de Patricio Hermosilla Litoralennon, lanzado en el mes de marzo en plataformas digitales como Spotify o YouTube a un universo impensado.

Lo que comenzó como un simple impulso lúdico grabado en un iPad, terminó siendo un impulso artístico en toda su dimensión. Patricio se puso a jugar con las canciones de su referente John Lennon y les inyectó algo de color más local, sin ser del todo localista; más de acá, de esta parte del mundo. De algún modo -tal vez inconsciente- logró sintetizar rasguidos triples, candombes psicodélicos, choros mesopotámicos y expresiones milongueadas en mixtura casera con las canciones más icónicas -en cuanto a búsqueda creativa- de su Beatle favorito. Corajudo y emprendedor, como buen Hermosilla, la propuesta de este material dista mucho de ser un homenaje a Lennon o a la música del litoral en términos puros. Más bien resulta un viaje hacia un sonido mántrico – otra palabra no le cabe a la sensación- del que no se puede salir. 

Para completar el juego, no dudó en pasarle la pelota a José Rodríguez, quien se encargó del proceso de grabación, mezcla y masterización, realizados en La Cangayé Estudio. Invitó a músicos amigos como los chaqueños Julio Ramírez (acordeón), Lucas Monzón (acordeón), Juan Mora (piano), Luis Piedrabuena (bajo), el santafesino Fernando Silva (bajo) y el platense Tiki Cantero (percusión), y además sumó al equipo a Federico Bojanich para la composición del arte de tapa del disco ¿Resultado? Litoralennon es un golazo de zurda. 

 

El proyecto en sí

En el año 2016 arrancaron las primeras sesiones de grabación en estudio. Vale aclarar que esta instancia de producción y postproducción no hubiera sido posible sin el aporte financiero de la Ley de Mecenazgo del Instituto de Cultura de la Provincia del Chaco a través de su Fondo Solidario. De a poco, fue tomando forma el concepto de disco que cuenta con 13 canciones a las que no les falta nada. Un gran trabajo en la selección de piezas, en los climas que genera cada una de ellas y en el protagonismo que cobra la sensibilidad y la potencia sin excesos. Litoralennon nunca abandona el tono de intimidad reinterpretada, más bien se apega a una frescura que nos es muy familiar a los oídos sin dejar el perfecto inglés de Woman, Free as a bird o Beautiful Boy. 

Música mestiza donde se manifiestan influencias de la gran región litoral que abarca no solo el Nea argentino, sino que se extiende hasta la costa rioplatense y el sur de Brasil. Afluente de grandes artistas de la talla de Dori Caymmi, Iván Lins, Hugo Fattoruso, Carlos Aguirre, Aca Seca Trío y Coqui Ortiz. Es así como Patricio Hermosilla armó su amalgama de armonías alternativas que van más allá de la mera experimentación onanista. En tiempos de pandemia y cuarentena generalizada, que este disco esté hoy entre nosotros es una de las mejores cosas que nos podía pasar. 

¿Querés recibir nuestras noticias?