Merendero Los Danielitos, una historia de resiliencia en clave de amor

General 30 de abril de 2020 Por Redacción Quintaesencia
merendero

Desde hace por lo menos tres semanas, más de 200 personas de escasos recursos del barrio San Marcos, reciben un plato de comida o una copa de leche en el merendero Los Danielitos. Este espacio nació a raíz del aislamiento al que se vio sometida la zona por un caso confirmado de Covid-19 y varios más calificados como sospechosos. 

“Fueron días muy difíciles para muchos habitantes del barrio, entonces un grupo de vecinos decidimos organizarnos y armar el merendero. En especial, dos señoras decidieron ponerse al hombro este desafío y de a poco, varios nos fuimos sumando”, dijo a Quintaesencia Horacio Aguirre, quien es uno de los colaboradores solidarios. 

Detrás del nombre Los Danielitos, hay una historia de resiliencia y honra a la memoria de dos amigos, de 13 y 15 años, quienes fallecieron ahogados en la costanera correntina hace más de una década. 

“Eran muy buenos amigos y siempre estaban atentos a las necesidades de las personas mayores, viendo cómo los podían ayudar. Y como una forma de homenajearlos, decidimos ponerle el nombre de Los Danielitos”, contó a este medio Marcela Aguirre. La mamá del otro Daniel, Silvia Villafañe, también es uno de los puntales fundamentales de este espacio que, día a días, aporta un plato de comida a decenas de personas. 

“Recibimos algunas críticas porque dicen que de esta manera estamos generando comodidad en los vecinos, pero hay que ponerse en sus lugares porque, si bien muchos cobran una asignación universal, a nadie escapa el hecho de que ese dinero no alcanza para mucho”, reflexionó Marcela. 

Desde su perspectiva, esta crisis sanitaria también trajo aparejada una crisis socioeconómica para su barrio, “porque muchos de nuestros vecinos son changarines que viven el día es decir que, si trabajan, pueden comprar comida para sus familias, sino no”.

Durante y después del aislamiento al barrio, se multiplicaron los gestos solidarios.

La mujer ponderó también los innumerables gestos de solidaridad que se suceden en el barrio todos los días, “los cuales se multiplicaron durante el aislamiento. Eso es un gran incentivo para -también- seguir con el merendero”, concluyó.

Marcela contó que este tiempo les permitió “saber un poco más la historia de vida de muchos vecinos, con quienes a veces sólo intercambiábamos saludos y ahora, ante esta situación tuvimos la oportunidad de conocernos un poco más, de saber quiénes son y hasta conocer algo de sus vidas”. 

La mujer, mamá de 8 hijos, dijo que sin dudas que después de esta pandemia, la vida en el barrio no volverá a ser la misma. “Porque nos conocimos un poco más, por un lado, y por el otro, porque también tenemos que recomponernos de la sensación de discriminación que nos quedó por todo lo sucedido durante el periodo de aislamiento”, agregó. 

Llamado a la solidaridad

Horacio Aguirre además de realizar diversas tareas de logística de este espacio comunitario, también es uno de los responsables de la cuenta de Facebook Merendero Los Danielitos del San Marcos y fue el autor de un texto publicado en las últimas horas en el que contó: “Como sabrán este merendero se armó durante el aislamiento que tuvimos dentro del barrio y fue todo improvisado”. Agregando que, desde ese lugar, “queremos pedir la colaboración, donación o préstamo de algún buen samaritano o local comercial que nos pueda facilitar una olla o por lo menos hacernos precio para poder adquirirla, ya que la que teníamos era prestada y la tuvimos que devolver”. 

“Esa es nuestra en realidad en este momento. Estuvimos averiguando los precios en algunas casas y la verdad es que no estamos en condiciones de adquirirla por nuestros medios”, contó Horacio. Por otra parte, indicó que tanto las promotoras como quienes colaboran con el merendero, “queremos seguir aportando un plato de comida o una copa de leche a muchos vecinos, en especial a la decena de chicas y personas mayores de condición muy humilde que viven en el barrio”, contó el integrante de Los Danielitos.

Ante la consulta de cuántas personas son atendidos diariamente desde hace por lo menos tres semanas, Horacio contó que, si bien no cuentan con un registro exhaustivo, “estimamos que son alrededor de 200 personas en total por día”. 

En relación a la provisión de los comestibles para cocinar, el hombre comentó que “son donados en su totalidad por otros vecinos, personas de otros barrios o comerciantes, que se enteran que estamos realizando esta acción”. “Esto no hubiera sido posible sin la colaboración de todas esas personas”, agregó. 

Finalmente el joven señaló que aquellas personas interesadas en colaborar con el merendero, pueden comunicarse con Marcela al 3794 806725; y con él, Horacio, al 3794 664307.

 

¿Querés recibir nuestras noticias?