Quintaesencia Quintaesencia

El Ángel Azul

COLUMNISTAS 13/08/2023 Redacción Quintaesencia Redacción Quintaesencia
ángel azul

Silvia Pachón

Cuenta la leyenda que al nacer el tiempo…  un ángel con alas de color azul, brilló en el espacio portando semillas del amor de Dios…  con delicadeza y gracia divina, tomo entre sus manos tu gran corazón… para que portaras dentro de tu pecho, el amor divino de la creación.

Dicen los abuelos, que es un ángel bello, con rostro de niño… sonrisa de sol... de mirada dulce, ágil como el viento…  buscando con ansias en cada rincón… un humano bueno que tenga en sus ojos…  la ternura y gracia de su corazón. 

Dicen que custodia nuestras relaciones, abriendo caminos de fraternidad, mostrando matices, revelando el alma, de aquellos que aman desde su verdad.

Lo han visto en las noches rondando las casas,

lo han visto en las nubes mimando una flor,

lo han visto en los sueños de los que se aman,

lo han visto en la música que alienta el amor.

Y sienten su olor a caramelo y menta… que en noches de luna 

sorprende al albor.

Y dicen que el ángel se ha quedado triste, al ver tal dureza en tu corazón…

Al ver a los padres negando a sus hijos; Al ver a esos hijos solos reclamando amor; Al ver las mujeres pariendo nostalgias… de un mundo sin alma que anhela el amor.

Al ver a los jóvenes que, a través del vino, deshonran el sexo… matando el amor.

Al ver las fronteras separando hermanos, limitando sueños, borrando la unión. 

Al ver al gran fuego quemando los bosques… al agua sin cauce…  al viento sin paz…

Y a la madre tierra… entrañas ardientes, temblando de miedo, llorando sin pausa… muriendo en dolor.

Y dicen que el ángel siente la violencia, huele la miseria… mastica el dolor, de jóvenes niños que buscan su esencia, sin padres atentos a su formación.

Jóvenes niños que se desconectan… a través de cubos de luz y color… abriendo portales de un ciberespacio…  donde ansiosos buscan vínculos de amor.

Pues falta en las casas, compasión y tiempo… para crecer juntos desde el corazón; y que esas semillas puestas en el alma… brillen como frutos del amor de Dios…

Y dicen que el ángel buscó en sus adentros, en el centro mismo de su corazón… la mayor dulzura que haya visto el tiempo... para derramarla en cada rincón… de este mundo nuestro falto de perdón.

Dice la leyenda que, al volar el ángel, muestra por los cielos su azul corazón… para recordarnos que el amor es libre… y que con dulzura supera el dolor.

Ésta noche el ángel limpia los rincones, del alma de niño en tu corazón… para que te expandas como tierra fértil… para que florezcas como fruto al sol.

Recuérdale al hombre su esencia de paz, recuérdale al hombre su inmortalidad, recuérdale siempre que porta semillas que le ponen alas a su libertad.

La columnista es Psicóloga Organizacional, Mentora, Conferencista y Tallerista in/out door. Para contactarla, podés escribirle a [email protected]


aporte económico

Te puede interesar

Lo más visto

¿Querés recibir nuestras noticias?

Recibí buenas noticias, buenas historias en la bandeja de entrada de tu correo.