Cosmética natural, un aporte alquímico para el bienestar y bien sentir

Emprendiendo 18 de mayo de 2020 Por Redacción Quintaesencia
portada1

María Leana Calmanash es una joven correntina que, desde hace un tiempo, viene abonando con pasión y trabajo cotidiano, la semilla de su emprendimiento en cosmética natural bautizado con el nombre de Yerba Mate. 

Quintaesencia la entrevistó a fin de conocer más detalles de esta idea puesta en marcha, como también saber cómo se vinculó con la actividad y cuáles son aspiraciones. 

¿Cómo empezaste con este mundo de la cosmética natural? 

Desde muy chica estuve relacionada con el mundo de la estética, las flores y la bioquímica. Papá y mamá están muy relacionados con el arte. Ella con la danza, la decoración y la pintura. Él, con el diseño, la arquitectura y la fotografía. Además, una de mis abuelas tenía una florería; la otra, era muy amante de las flores y uno de mis abuelos, era bioquímico. Todo esto creo que confluyó e influyó para que llevara en mis genes, parte de ellos y una parte de mí, por las experiencias que fui viviendo. Así que fue una mezcla de todo eso.

Por otra parte, toda la vida me vi inclinada y absorbida por el mundo de la imagen. Estudié diseño de imagen y sonido en Buenos Aires, donde hice trabajos en producción para moda. En lo personal, siempre fue muy importante mi reflejo en el afuera, lo que proyecto de mí para lo externo.

¿Qué te llevo a iniciar este emprendimiento? 

Cuando volví a vivir a Corrientes, me di cuenta que ya estaba preparada y formada como para poder ayudar a los demás en el proceso de sanación de la piel y en esa transformación, inyectar un poco de mi visión sobre la piel como manifestación integral de la salud interna y la belleza, que es original y única en cada persona. Ese es y será mi único fin. Así se surgió Yerba Mate. 

¿Qué objetivo personal tenés con este proyecto? 

Yerba Mate es el resultado de lo que me hubiera gustado encontrar en algún momento de mi vida. El objetivo es ese, ayudar a los demás en su búsqueda por el bienestar y por mera satisfacción de amar lo que hago. Soy curiosa, abierta y humilde porque me fascina aprender. Y en el camino, me gusta enseñar todo lo que voy aprendiendo. No creo que el conocimiento valga de algo si no es compartido con otro. 

¿Cuáles son tus metas? 

La verdad no tengo una meta más clara que esa, pienso que la vida es totalmente impredecible. Me gusta dejarme llevar también. Aprendí que uno siempre termina en donde resuene consigo mismo. Así que En este momento Yerba Mate es lo que soy yo ahora. Y a medida que pase el tiempo, irá fluctuando como yo también. Lo único que sé es que voy a seguir creando productos nuevos y adquiriendo más conocimiento que seguramente eso me llevará a crear cosas nuevas y acordes a mí en momentos futuros, si sigo siendo fiel y honesta conmigo. Me gusta que la vida me sorprenda. Yerba mate fue una sorpresa para mí. Me siento muy agradecida y bendecida. 

"El objetivo es ayudar a los demás en su búsqueda por el bienestar".

 ¿Tenés algún sueño o proyecto como norte? 

Me gustaría abrir un laboratorio muy equipado, trabajar con químicos e investigadores para encontrar distintos principios activos de las plantas autóctonas de nuestra región, con el fin de que la marca no solo se vea ligado a curar afecciones internas y externas, sino también que cuente mi historia y la historia de la flora del nordeste argentino. Además me gustaría contribuir a el descubrimiento de nuevas materias primas, esa posibilidad me parece otro mundo totalmente emocionante. 

¿Cómo obtenés los productos? ¿Cuál es su proceso? 

Algunos productos de mi marca los hago yo. Y otros, trabajo en conjunto con un ingeniero químico de Mar del Plata. Entre los dos planeamos los compuestos de cada producto de la línea. 

Procesos hay varios depende del producto. Para jabones, por ejemplo, se usa un proceso que se llama saponificado. Después tenés hidroglicerinados, por ejemplo, que extraes los activos de las plantas a través de la maceración con glicerina; después hidrolatos que es básicamente un destilado herbal; oleatos, que extraes los principios a través de la maceración en aceites vegetales. También trabajo con tinturas madres que extraes los activos a través del alcohol de cereal y con todo eso, después vas jugando, viendo y analizando la sinergia que ocurre con sustancias de diferentes bases. Además, hay componentes de bases acuosa, solventes en agua, liposolubles, como la vitamina E, mantecas, aceites, entre tantos. 

Después hago preparados con vitamina C, minerales, arcillas, aceites esenciales. Hay mucha diversidad a la hora de extraer propiedades y formar los productos. También uso alimentos y conservantes naturales derivados del coco. Todos estos elementos te permiten realizar un trabajo creativo interesante y divertido, pero también requiere paciencia también porque hacer un macerado, por ejemplo, el proceso dura un mes. Es muy parecido a la cocina, porque en suma requiere enfoque y constancia para lograr un producto final que, en principio, me deje más que conforme, pensando siempre en lo que a mí gustaría adquirir y pensando en los clientes.

La cuenta de Instagram de Yerba Mate donde se pueden conocer los productos de Yerba Mate es: @ymcosmeticanatural.

WhatsApp Image 2020-05-10 at 15.15.05La alquimia de la cosmética natural

¿Querés recibir nuestras noticias?