El desafío de reinventar un emprendimiento en tiempos del covid-19

Emprendiendo 08 de julio de 2020 Por Redacción Quintaesencia
Diseño sin título

Un gran porcentaje de la economía del mundo está acusando recibo del impacto socioeconómico como consecuencia la pandemia del covid-19 y la consiguiente, paralización laboral a raíz del aislamiento social preventivo y obligatorio. Por esta razón, podría decirse que los primeros meses del año 2020 planteó a todos, un escenario diferente y signado por la incertidumbre. 

Para muchos, esta situación demandó una especie de reinvención y adecuación a estos tiempos. Y en esta vorágine, algunos emprendimientos debieron hacerlo en poco tiempo. TMEC Almacén de Idiomas, fue uno de esos casos. “Nosotros empezamos el año dando clases en forma presencial, como todo el mundo y como en años anteriores, pero en marzo nos vimos en la obligación de cerrar las puertas por la pandemia. Como muchos, creímos que iba a ser algo temporal. Pero al extenderse el período de aislamiento, tuvimos que reforzar nuestra oferta de educación online que ya lo veníamos implementando y que había logrado cierto crecimiento, pero no al mismo nivel que las presenciales”, contó a Quintaesencia, la cofundadora y socia de esta institución educativa, María José Lencina Artigas. 

Según comentó, hasta el momento en que empezó la pandemia, brindaban clases virtuales a quienes así lo requerían, pero “dada la situación transformamos nuestros servicios en 100% online, entendiendo que iba a ser un tiempo en que esta modalidad educativa iba a primar. Así, decidimos con mi socio transformar TMEC para dar paso a otra etapa nueva. La reinvención la concretamos desde un punto de vista más moderno, pero con más convicción en lo que creemos es la educación del futuro. Cuando empezamos con el servicio online pensamos que no tenía mucha utilidad, tanto que en lo personal llegué a pensar en quitarlo. Y hoy por hoy, es el corazón de esta escuela”, puntualizó la profesora de inglés. 

En esa línea, María José comentó que el objetivo que tenían como Almacén de Idiomas, era “imponer en Corrientes y en el país, un concepto de trabajo distinto, porque venimos marcando la diferencia desde el momento en que abrimos las puertas en el 2015 porque, lo que nosotros tenemos es una marca registrada, un método propio –que fuera creado por mí- porque lo que hacemos es encontrar lo que la persona realmente necesita de nuestros servicios. Es decir, es una mezcla entre una visión de cliente y alumnos juntos, entonces tratamos de encontrar cuál es el punto de partida qué es lo que exactamente necesita esa persona en cualquiera de los tres idiomas que se enseñan en TMEC”. 

Cabe recordar que ellos enseñan portugués, español para extranjeros e inglés “que es el idioma que nos vio nacer”, acotó Majo, como la conocen sus alumnos y colegas. Puntualizó que buscan cubrir las demandas que reciben, “lo más cercano posible a lo que la realidad nos permite como también, a lo que el cliente o el alumno busca. Tratamos de encontrar el punto de partida en común porque muchas veces, la persona busca algo muy específico y nosotros le damos el contacto con la parte pedagógica con lo que se puede hacer”.

“Resignificar la totalidad de las clases presenciales a una modalidad totalmente virtual no implicó un gran cimbronazo para nosotros, al contrario, fue una transición gradual porque teníamos un sistema que ya estaba en funcionamiento. Habíamos empezado a entrenar al equipo de manera gradual, por lo que la pandemia nos encontró preparados. No obstante, como seres humanos hemos sido afectados y el emprendimiento también, porque nos vimos en la obligación de cerrar las puertas, pero el equipo de docentes de TMEC estuvo a la altura de las circunstancias”, contextualizó. 

A la hora de señalar las características del servicio, indicó que “por ejemplo, puede venir un médico que necesita dar una conferencia en Brasil, pero en inglés, entonces ante esta demanda le proponemos un esquema de trabajo que posee características de artesanal porque está adecuado a una demanda específica, podría decirse, y del cual estamos muy orgullosos”.

Tiempo de alianzas

Por otra parte, esta vorágine de cambios también llevó a los responsables del Almacén de Idiomas, a establecer alianzas estratégicas “en las que ya veníamos pensando sin saber que también sería un sello distintivo de estos primeros meses del año”, dijo Majo.

Así, sentaron bases para un trabajo conjunto con la asesora de imagen Josefina Echezárraga, “quien dictó talleres de imagen profesional como complemento a la formación que se brindan en TMEC, porque tenemos una audiencia de profesionales que tienen aspiraciones y metas concretas que quieren lograr con el idioma, pero que por ahí también les resulta necesario contar con un asesoramiento específico que acompañe a toda su formación académica”, comentó.

Además, el emprendimiento cuenta con un Departamento de Traducciones, “del cual en lo personal me siento inmensamente orgullosa porque podemos decir que teme que el único lugar que tiene un área que cuenta con dos traductores, alcanzando así un real sentido de almacén lingüístico, ya que la persona puede venir y aprender el idioma que necesita, para el objetivo específico que necesita, pero además si necesita traducciones de documentos de distinta índole para cualquier tipo de trámite, también contamos con este servicio”.  

Por otra parte, TMEC es la única institución educativa que ofrece en Corrientes, los servicios de la agencia de asesoría educativa internacional UK to the World, con sede en Comodoro Rivadavia. “Esto significa que quienes asisten a nuestras clases, pueden tomar clases internacionales con profesores nativos de inglés y que además están certificados para la tarea. Eso significa que pueden tomar clases con nuestro equipo a nivel local y complementar tomando clases a través de la agencia con escuelas internacionales del Reino Unido e Irlanda, vía online”.

 de hecho desde casa por supuesto todo vía online que sucede como estamos en una situación de pandemia nosotros los invitamos a probar este servicio que verdaderamente yo que ya lo he probado es increíble la posibilidad de ver a mis alumnos conectados con profesores en otras partes del mundo el mismo unidad es una cosa increíble la motivación es como que los alumnos empiezan a recordar porque están aprendiendo y porque están haciendo todo este esfuerzo y teniendo toda esta constancia en aprender el idioma y por otro lado esta agencia aparte con un servicio complementario también tienen viajes educativos al exterior que están en pausa por la pandemia sí seguro pero qué interesante es el alma viajera dentro de todo creo que bueno como todos sabemos esto va a ser gradual en seguro de viajes de vuelos todo lo que va a ser volver como esta nueva normalidad que ya terminó que todos pasamos a utilizar entonces nuestros alumnos van a poder volver a viajar cuando por supuesto las leyes nacionales así lo determinan las oficinas leyes a nivel mundial claramente pueden empezar estudiando

“Además, cuando la nueva normalidad sea parte de nuestra realidad y los vuelos internacionales estén permitidos, los alumnos de TMEC que así podrán viajar para estudiar en esas escuelas”.

Cuestión de valores

“Cuando empecé a trabajar en el concepto de trabajo de TMEC en el 2015, quería contar con características y así comencé a trabajar en los cinco valores que para mí eran fundamentales:  trabajo en equipo; liderazgo; excelente enseñanza; atención a los demás y logros académicos. Después cuando nos asociamos con Federico Soto Montiel en 2016, fue el primer paso para la puesta en marcha de esos valores, porque cada ser humano posee sus propias limitaciones”, aseveró Majo.

"En TMEC seguiremos incorporando otros servicios y alianzas, porque así lo demandan estos tiempos"

En ese sentido, consideró que los valores de TMEC están en línea con esa corriente de trabajo de asociaciones estratégicas “porque creo hay personas que siempre van por más y que está tan lista tan lista para cosas grandes y para objetivos más grandes por lo que vamos incorporando otros servicios y otras alianzas”. 

Finalmente, la socia fundadora del Almacén de Idiomas, ponderó la facilidad en la que tanto este espacio de formación como un sinnúmero de personas, se adaptaron a este impensado escenario planteado por la pandemia del covid. En su caso particular, dijo sentirse orgullosa del equipo de trabajo con quienes pudieron surfear estas particulares circunstancias. “Debíamos elegir entre quedarnos en el lamento por la situación que estábamos atravesando o transformarnos y ocupar un rol proactivo para seguir ofreciendo lo mejor de nosotros a la comunidad. Estoy asombrada de la fuerza y de las habilidades que tenemos los seres humanos para poder atravesar los tiempos de crisis o en tiempos de urgencia y emergencia porque todo fue tan rápido, que no había tiempo para pensar”, concluyó.

Sin dudas, la pandemia y el aislamiento trajo aparejado la necesidad de desarrollar y fortalecer la resiliencia.

¿Querés recibir nuestras noticias?