La solidaridad, ese valor tan presente en el merendero Los Danielitos

General 29 de julio de 2020 Por Redacción Quintaesencia

El merendero Los Danielitos del San Marcos nació cuando el temor atenazaba los corazones ante un virus desconocido que obligó a la humanidad a quedarse en casa. Pero para ellos, la situación fue diferente, fue especial porque una habitante del barrio fue uno de los primeros casos positivos en Capital y eso, obligó a las autoridades a aislarlos del resto de la ciudad.

Cuando se creó este espacio a pulmón y por empuje de dos mamás que perdieron a sus hijos adolescentes en el ancho río Paraná, tenían como misión asistir a con un plato de comida y la merienda a cuanto vecino pudieran. 

Hoy, después de tres meses de aquella situación, “seguimos brindando almuerzo tres veces por semana y casi todos los días, la merienda. Siempre y cuando contemos con los elementos necesarios para prepararla”, contó Marcela Aguirre a Quintaesencia. Ella es una de las impulsoras de Los Danielitos que más allá de la asistencia con un plato de comida, generó un lugar de contención, “porque hay muchas personas que están solas o que tienen muchos hijos y para ellos, la situación se hace cuesta arriba porque se agudiza con la crisis socioeconómica del país”, agregó. 

Según dice, a raíz de esta situación puntual es que menguó un poco la ayuda de vecinos y comerciantes solidarios. “Ellos son los principales puntales de que todo este tiempo pudiéramos seguir con el merendero, creo que nada de lo que hicimos en este tiempo, hubiera sido posible sin sus colaboraciones”, remarcó. 

Más allá de que hay días en que no pueden brindar un plato de comida al mediodía porque no cuentan con los ingredientes para cocinar, “en mi casa siempre cocinamos para ocho personas mayores del barrio que están solas. No tienen familiares que se hagan cargo de ellos, en algunos casos no cuentan con ningún tipo de beneficio social. Entonces, con ellos sí o sí, compartimos nuestro almuerzo”, relató la mujer, mamá de uno de los Danielitos fallecidos hace una década. 

Una fiesta para los bajitos

Por estos días, los responsables del merendero tienen un sueño. Poder celebrar el Día del Niño a lo grande, tal como se lo merece cualquier bajito del mundo. “Queremos que ellos también tengan la oportunidad de festejar con facturas y chocolate, además de algunos regalos y poder disfrutar de algunos juegos con sus amigos del barrio”, dijo Marcela y su ilusión, pudo ser sentida a través del teléfono. 

“Ya tenemos el compromiso de algunos corazones solidarios que nos van a aportar un pelotero, entonces eso nos entusiasmó”, contó casi a modo de confesión, al tiempo que agregó que les falta azúcar, chocolate, leche y facturas para agasajar a los niños. “Pero sé que vamos a contar con la colaboración de mucha gente, esa misma que cuando puede nos acerca carne para cocinar, o como el hamburguesero que hace unas semanas nos donó 80 hamburguesas”, relató la mujer.

En principio, la fecha prevista para el festejo es el 16 de agosto en horas de la siesta tarde. “Nos entusiasma mucho la idea de poder hacer esta celebración después de todo lo que hemos pasado en este tiempo en particular”, recalcó. 

Aquellas personas interesadas en colaborar con el merendero, pueden comunicarse con Marcela al celular 3794 806725.

 

¿Querés recibir nuestras noticias?