El 86% de las familias valora el esfuerzo de los docentes durante la pandemia

General 30 de septiembre de 2020 Por Redacción Quintaesencia
educ

“El 16 de marzo de 2020, los alumnos y docentes argentinos dejaron de asistir a las escuelas a causa de la pandemia del COVID-19. Por esta razón, el 11 de septiembre por primera vez en la historia, los docentes no recibirán el saludo de sus alumnos de forma presencial y los regalos deberán ser virtuales. Se trata de un escenario inédito para el que nadie estaba preparado. A pesar de esto, y pese a todos los inconvenientes, el compromiso de los docentes es reconocido por las familias”, así lo desglosa un informe difundido en estos días por el Observatorio Unidos por la Educación.  

En este contexto, el 86% de las familias valora positivamente el trabajo de la escuela en el contexto de aislamiento. La pandemia llegó y requirió un distanciamiento social, pero la pasión y el compromiso docente logró que la escuela se metiera en los hogares de sus alumnos para mantener el vínculo entre los docentes y los estudiantes y así generar un vínculo mayor para poder compartir las tareas de enseñanza y aprendizaje. Unas horas después de decretado el aislamiento, los docentes se organizaron en grupos, generaron actividades educativas, establecieron contenidos prioritarios y se intentó llegar a contactar a cada uno de los estudiantes. Algunos medios fueron WhatsApp, e-mail, redes sociales, incluso tocar el timbre en cada casa.  

Esto permitió que las familias vieran que el docente no tiene horarios, que siempre trata de estar cuando se lo consulta y dar una respuesta, que el docente está a disposición de la comunidad no solo en su rol formativo sino también solidario, distribuyendo viandas, organizando una colecta o acompañando y asistiendo en casos de violencia familiar o de género. 

La pandemia, dejó en evidencia que el docente está a disposición de la comunidad
no solo en su rol formativo sino también solidario.

Todos estos recursos y cualidades que tienen los docentes dieron lugar a que las familias valoraran positivamente el trabajo en el contexto de pandemia.

Cuatro de cada 10 docentes destinan más tiempo preparando las actividades escolares en el contexto actual que en situación de normalidad. Para poder desarrollar una buena tarea docente las horas del día no alcanzan. 

Los docentes multiplicaron sus horas para poder llevar adelante actividades escolares, encontrar y conocer a sus alumnos, y establecer un canal de comunicación. “Cuando planificamos actividades escolares en la educación presencial, la tecnología con la cual contamos en nuestras escuelas es para todos los alumnos, en determinado tiempo y en determinado lugar (un proyector, la sala de tableros de dibujo o el aula de informática)”, indica el documento de Argentinos por la Educación.  

Ante la situación actual las familias no cuentan con estos recursos y, por lo tanto, lleva más tiempo planificar actividades escolares para poder llegar a todos los estudiantes. Son mayores los desafíos que enfrenta un docente y las alternativas que tiene que generar para poder desarrollar actividades escolares en un clima que no es el adecuado, ya que casi todas las familias en sus hogares tienen más preocupaciones diarias, porque no tienen para comer, por problemas laborales y/o por problemas de salud.

En Argentina hay aproximadamente 800.000 cargos docentes.  La mayor cantidad se encuentra en provincia de Buenos Aires con 236.730 cargos docentes (que representan el 29,5% del total del país), seguido por Ciudad de Buenos Aires con 86.433 cargos docentes (que representan el 10,8% del total del país). Tierra del Fuego es la provincia con menor cantidad de cargos docentes, teniendo un total de 4.656 (que representan el 0,6% del total del país). Hay 102.391 docentes de ámbito rural (12,8% del total del país). La mayor parte de ellos se halla en la provincia de Santiago del Estero, con 12.824 docentes (que representan el 12,5% de los docentes rurales). De acuerdo a CTERA (2020), la mayoría son mujeres (86%). 

Además, un 39% de los cargos docentes representa el único ingreso del hogar, y por lo tanto ese salario es central en la subsistencia de la familia entera.

En julio de 2020, la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (CTERA) publicó un informe con los resultados de la Encuesta Nacional “Salud y condiciones de trabajo docente en tiempo de emergencia sanitaria COVID-19”.  El cuestionario fue respondido por 15.634 docentes de todos los niveles y modalidades en las 24 jurisdicciones entre fines de mayo y comienzos de junio. 

En el nivel primario, uno de cada tres docentes trabaja en más de una escuela. Este porcentaje es más alto que el observado en el nivel inicial, y más bajo que en los niveles secundario (7 de cada 10) y superior no universitario (6 de cada 10). En la “Encuesta preliminar a docentes” del Ministerio de Educación (2020b), se refleja que solo 2 de cada 5 docentes cuentan con una computadora de uso exclusivo para trabajar en el hogar. A la vez, podemos ver que 1 de cada 10 docentes no cuentan con una computadora, lo que dificulta aún más el dictado de clases en el contexto de interrupción de clases.

¿Querés recibir nuestras noticias?