“En Corrientes, más que en otras provincias, el agua es vida”

GENERAL 21 de marzo de 2021 Por Josefina Echezárraga
iberájpg
La magnificencia y riqueza de los esteros del Iberá.

El lunes 22 de marzo se celebra el Día Mundial del Agua. El significado que tiene para la población del mundo y la importancia de este recurso cobra cada vez más fuerza tanto, que este año se llevarán a cabo un sinnúmero de acciones para posicionar el tema en la agenda social. Desde Quintaesencia quisimos sumar nuestro aporte, como una forma de asumir el compromiso en difundir información certera, sobre la importancia de su cuidado y resguardo, en especial porque este medio de comunicación sale a la luz desde una ciudad situada sobre el Acuífero Guaraní.

Por ello, entrevistamos al reconocido investigador del Censejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas de Argentina (Conicet) Juan José Neiff, a quién a lo largo de su vida, se apasiona por el estudio del agua, brindando una invaluable cantidad de material que permite conocer, valorar y dimensionar este preciado recurso.  

Vivimos sobre el Acuífero Guaraní, ¿Cuál es su importancia?  

El acuífero Guaraní, ocupa el subsuelo de una parte importante del nordeste de Argentina y se extiende por Brasil, Uruguay y Paraguay con una reserva de agua equivalente a la necesaria para abastecer el consumo humano de todo el planeta durante 200 años. Es agua de buena calidad, no excesivamente salina, lo que la hace apta, tanto para consumo, como para riego, como para uso industrial.

El acuífero se encuentra a una profundidad  relativamente accesible, generalmente menor de mil metros, y en algunos lugares como en el norte de Entre Ríos, a menos de 200 metros de profundidad, Es por eso que se vienen habilitando numerosas perforaciones, algunas para realizar fuentes termales con fines turísticos. Nuestras actividades pueden comprometer la calidad del recurso de las aguas freáticas (acuíferos) cuando las perforaciones no tienen las condiciones establecidas en la normativa vigente.

Existe el riesgo de contaminar el agua subterránea, pero también es importante manejar muy bien el agua que se extrae, porque tiene otras características que las aguas superficiales de Corrientes y su mezcla con las aguas superficiales requieren ciertos recaudos para evitar impactos en el escurrimiento superficial, como se comienza a ver en algunas localidades de Santiago del Estero.

Pero además del agua freática, Corrientes tiene un enorme capital en sus aguas superficiales. El estar rodeada de grandes ríos (Paraná y Uruguay) y el tener la quinta parte de su territorio ocupado por arroyos, lagunas, bañados, esteros, es un privilegio que pocas provincias tienen. Es lo que permite el abastecimiento para distintos usos,  permite realizar una amplia gama de cultivos y sostener una fuerte actividad ganadera. El agua, en Corrientes, es también turismo, en razón de la belleza y diversidad de paisajes, de su flora y de su fauna. Aquí, más que en otros lugares… EL AGUA ES VIDA.

¿Cuáles son los principales problemas relacionados con el agua dulce en esta parte del planeta?

Los problemas de las aguas “dulces”, llamadas también aguas continentales, en Corrientes no son cualitativamente  distintos de otras partes del planeta. Si bien vale aclarar que nuestras aguas tienen excelente calidad y se encuentran en muy buen estado, si se compara con otras partes del mundo. Pero, en el hemisferio norte, sólo el 18% de los cursos de agua tienen buena calidad para consumo, lo que habla de la importancia que ha tenido la contaminación por efluentes industriales, domésticos y fuentes difusas (cultivos). En otros sitios, como en el Oeste de la región Chaqueña, parte de Córdoba y de San Luís, las aguas tienen concentraciones de arsénico y de boro, que requieren de tratamientos especiales para su potabilización. En Corrientes tenemos el privilegio que el agua está bien distribuida, es accesible en todo su territorio. No es la situación de la Argentina, donde extensos sectores de la Patagonia, de la región cuyana y de la región chaqueña tienen falta de agua. Esto es grave porque el clima en esta zona tiene deficiencia de lluvias y altas tasas de evapotranspiración. Para tener una idea de esto: 65% de la Argentina se encuentra en condiciones de semiaridez.

Entonces, los problemas más graves derivan de la desigual distribución del agua, de las deficiencias en calidad del agua por razones naturales, y -obviamente- de la contaminación que produce nuestra civilización por la adición de agroquímicos, metales pesados, grandes cantidades de materia orgánica de origen doméstico producida por las poblaciones locales, y otras formas de contaminación como es el agregado de desechos de productos medicinales de difícil degradación en el medio natural.

¿Cuál sería la gestión ambiental adecuada para conservar nuestro reservorio de agua dulce?

Para una adecuada gestión ambiental, en un entendimiento y un accionar permanente de una sociedad que funciona bien, los técnicos e investigadores marcan las pautas de “lo que se hace bien y lo que se hace mal”, de los límites, de las consecuencias, de las medidas correctivas. Los educadores (y el sistema educativo) traslada estos avances en la educación formal, adaptándose a la realidad local de los chicos de cada región. Los comunicadores bucean en las demandas sociales y en las potencialidades de la naturaleza y generan preguntas a la sociedad, tendientes a ayudar a corregir el camino en base al pluralismo. El gobierno, sus tres poderes, se encargan de consensuar acuerdos y fijar límites en el uso de los recursos y también de asumir plenamente el poder de control de los excesos.

¿Qué podemos hacer cada uno para cuidar el agua? 

Para cuidar nuestras aguas necesitamos consumir sólo lo suficiente, evitar el derroche. Pero también evitar el uso de sustancias contaminantes que dañen las posibilidades de uso para nosotros y para las generaciones futuras. Evitar arrojar basura a la vía pública, a las playas, lagunas y cursos de agua. No modificar los escurrimientos con urbanizaciones, canales, terraplenes y otras obras. Y… estar atentos, para realizar la denuncia pertinente cuando se observe el incumplimiento de las normativas vigentes para el cuidado de la calidad del agua.

¿Cuáles son las principales amenazas que tiene el agua? 

La falta de educación del pueblo, la falta de empoderamiento de los ciudadanos, el incumplimiento de los deberes por parte de los funcionarios encargados de cuidar los recursos de todos, la falta de compromiso de los comunicadores cuando desatienden las transformaciones que comprometen la vida de las generaciones futuras.

El investigador nos recuerda lo que muchas olvidamos quienes tenemos el agua como un recurso abundante y nos obliga a repensar el uso que realizamos de ella.

Sin dudas, el agua es vida, es fluir y también representa las emociones, además de que un sinfín de estudios explican que el agua es capaz de almacenar vibraciones de emociones y pensamientos, según lo especifica el científico e investigador Masaru Emoto. Por todo y mucho más, esta semana decidimos hablar de ella porque entendemos que debe ser parte de la agenda cotidiana.

Josefina Echezárraga

Periodista. Nacida en Puerto Rico Misiones, editora en Noticias Quintaesencia. Asesora de Imagen, creadora de la marca Josefina Loto Azul, imagen consciente. Cofundadora de 1816 consultora en comunicación.

Te puede interesar