Tiempo de cambio - Parte III

COLUMNISTAS 25 de abril de 2021 Por Redacción Quintaesencia
hourglass-620397_1920

                                                                            Miguel

La vida te regala tiempo y oportunidades, es cambio permanente pero eres tú quien decide qué hacer con ello.

Te has parado a pensar por un momento cuál es tu propósito en la vida, para que haces lo que haces: quizás para  llegar a crear una empresa, o una familia, o terminar una carrera.

Hay tantos propósitos como personas diferentes somos, busca tu propósito.

Te darás cuenta que tendrás algunos aspectos que consideraras adecuados, pero otros no tanto, y tal vez quieras modificarlos … 

Para tener una radiografía del estado de tu vida actual te invito a realizar un pequeño ejercicio: 

Se trata de una herramienta de coaching muy visual, que nos permite analizar cada una de las distintas áreas que conforman nuestra vida, al segmentarlas y valorarlas. Nos ayuda a medir el nivel de satisfacción o insatisfacción en relación a las distintas áreas de nuestra vida.

Nos ayudará a conocer qué es a lo que damos más importancia en el momento en el que la realizamos, qué estamos dejando a un lado y cuál es el motivo por el que lo hacemos, y lo más importante, dónde vamos a focalizar nuestra atención y esfuerzos para mejorar.

Prepara lápiz y papel: dibuja un círculo, luego divídelo primero con dos líneas por el diámetro para conseguir cuatro cuartos y luego una vez más dibuja líneas dividiendo en sectores más pequeños, imagínate las porciones de una pizza, cada una de esas porciones sería el área de nuestra vida. Puedes definir tantas parcelas o porciones como quieras: familia, profesión, amor, dinero, salud, amigos, ocio, desarrollo personal, educación, etcétera.

Ahora ve puntuando en importancia cada una de esas áreas empezando desde el centro con 0 nada satisfecho, hasta 10 en la parte externa del círculo, que significa muy satisfecho.

Una vez que pongamos la puntuación a cada una de las áreas, las uniremos las áreas.


Poco a poco iremos observando como esa hipotética rueda no es tal, sino que tiene dientes o hendiduras que la modifican. Una rueda equilibrada es una rueda que puede girar. 

Si has obtenido una baja puntuación en alguna de las secciones, la forma de tu rueda dejará de ser redonda. En este caso algo falla, no hay equilibrio ni armonía.

Es una herramienta útil que te permite observar que áreas de tu vida puedes trabajar para mejorar.

¿Te atreves?

Te puede interesar