El sentido de vida y la coherencia

COLUMNISTAS 23 de mayo de 2021 Por Redacción Quintaesencia
sentido de la vida
Elegir los objetivos y el sentido de la vida desde la coherencia.

Hola soy Tona Galvaliz, hoy quiero compartir con vos esta nota para la revista Quintaesencia

El tema de hoy es: El sentido de vida y la coherencia.

 

Un hito es un acontecimiento puntual y significativo, que marca un momento importante antes y un después, en el desarrollo o en el proceso de crecimiento de una persona.

¿Sabías Todos tenemos dos hitos en la vida? 

Uno, cuando nacemos, cuando venimos a este mundo y otro cuando descubrimos el para que vivir.

Una de las tareas más relevantes y trascendentes que tenemos como especie humana es la de encontrar el sentido a la vida. 

Porque como dijo el filósofo, político, escritor romano en su momento Séneca “Cuando no sabes hacia donde navegas, ningún viento es favorable”

Por eso, tener claro cuál es el propósito, cuál es el sentido, en eso que hacemos como lo hacemos, o decimos como decimos y viceversa.

La pregunta de hoy es ¿qué tan feliz y satisfecho estas siendo? hablando de la vida.

Si tu respuesta es que no estás tan feliz, ni conforme con la vida que estas llevando, ésta es una muy buena oportunidad para revisarte y repensarte ¿De dónde estás viniendo? ¿Qué estás haciendo de tu vida y con tu vida? ¿Quién estas siendo? ¿Hacia dónde querés ir? Y principalmente ¿para qué?

Todas estas son preguntas son fundamentales porque tienen que ver con tu existencia sobe la vida, algún momento deberíamos hacernos este tipo de preguntas, para que la vida no te viva y nosotros seamos los que elijamos como vivir.

Los seres humanos somos un misterio insondable, en cada momento podemos re-configurarnos, reinventarnos, rediseñarnos, afinarnos y restaurarnos, podemos tantas cosas. Y si no se sabe cómo, bueno, hay que pedir ayuda a los profesionales en esto.

La vida que se fue no existe, lo que pasó, paso, lo que se fue, se fue, ya está; solo nos queda el ahora, porque el mañana tampoco está en nuestro poder, ni en nuestro control.

¿Y Entonces qué? Somos un devenir que fluimos con la vida, nosotros vamos siendo, y con los años vamos cambiando, y en la medida de nuestro autoconocimiento de nuestra autodeterminación, de nuestro empoderamiento, enlazado con nuestro crecimiento personal alcanzado, y así nos vamos construyendo la identidad. 

Fundamos nuestros análisis, decisiones, elecciones o comportamiento, en base a la escala de valores en que nos apoyamos, -cada uno tiene la suya-.

Son nuestros valores los que nos mueven, cuando actuamos en consecuencia nos convertirnos en personas coherentes y solventes. 

El sentido de vida, la actitud y los valores están todos unidos, no se pueden separar, son como si fueran un café con leche y azúcar.

Cuando tenemos claro y establecido que es lo que queremos, “para que quiero esto y no aquello”; las maneras, los procesos; los “cómo”, muy lentamente, van a ir cayendo a modo de ideas, de inspiraciones, de intuiciones, de sensaciones, nos van a ir indicando que pasos dar para seguir y luego conseguir. 

Porque cuando llega a nuestro cerebro y corazón una información clara, sin disonancia, sin contradicciones; sucede que la voluntad, la pasión se encienden, la motivación y el entusiasmo aparecen.

Instantáneamente se reorganiza nuestra estructura, poniéndose en funcionamiento adecuada y sincronizadamente, todo nuestro Ser, nuestra mente-cuerpo-corazón-energía-consciencia etc. se ajusta automático nuestro foco y determinación; para poder conseguir eso que queremos, eso que es nuestro propósito.

Para ir cerrando: hoy está en tus manos, la posibilidad de desplegar todo tu poder generador y creador, para decidirte y hacer que las cosas que quieres que te sucedan, se hagan realidad.

Si no decidís vos ¿quién? si no es ahora ¿cuándo? Los limites, los impedimentos están únicamente en la mente.

¡Sigamos juntos en esto, te mando un beso inmenso y hasta la próxima! 

 

 

 

 

 

 

Te puede interesar